20160829175044-img-aguerra-20160829-121013-imagenes-lv-colaboradores-juan-e-isabel-kwrb-u404260099540a7f-992x558-lavanguardia-web.jpg
  • Un nuevo dolor en la era más sombría de la tonadillera: la desaparición de uno de sus más fieles confidentes, su cicerone en México y soporte económico en circunstancias difíciles

Los más cercanos le llamaban JuanGa y los cronistas, ‘el divo de Juárez’.Juan Gabriel (Michoacán, 1950), hijo de campesinos y el menor de diez hermanos, nació como Alberto Aguilera Valadez. JuanGa, uno de los cantantes y compositores mexicanos más importantes de los últimos 50 años, se cae de los escenarios definitivamente a los 66.

Falleció dos días después de dar un concierto en que rindió homenaje a Rocío Dúrcal en Los Ángeles (EE UU). De Marc Anthony a Enrique Iglesias, pasando porAlejandro Fernández, Juanes y Gloria Trevi, han mostrado en las redes sus condolencias. En España quien más lo llora es Isabel Pantoja.

Ella es madrina de Iván, uno de los cuatro hijos del artista y él, compositor de algunos de los éxitos de la tonadillera. Juntos habían interpretado duetos en numerosas ocasiones y estaban tan estrechamente unidos, que el mexicano llegó a decirle durante una actuación en el teatro Bellas Artes: “Vente a México Isabel, aquí sí te queremos”.

En su estudio de Cancún Isabel grabó 30 canciones en verano de 2014 –antes de su entrada en prisión– bajo el sello Universal, un trabajo que está por publicarse y que cuando vea la luz será, posiblemente, la última vez que se oiga la voz de ambos juntos. Tanta era la amistad entre los dos que él construyó una casa anexa a la propia en Cancún por si algún día Isabel decidía trasladarse a México. Joaquín Muñoz, exasistente del artista, reveló en la prensa local que el cantante incluso prestó dinero y cedió los royalties de un disco a nuestra estrella patria para acabar de satisfacer su fianza.

Ser gay en el país más machista de América

JuanGa tenía cuatro hijos, dijo creer en Dios solo a través de la gente, estaba separado y era tácitamente homosexual. “Lo que se ve no se juzga” es la frase más célebre del astro si bien no es textual. Sucedió así: durante una entrevista, el periodista citó una consideración de cierto estudioso mexicano según la que Juan Gabriel había roto las barreras sexuales en el escenario porque exploraba el lado femenino.

“Yo siempre he visto que el arte es femenino y… Mire, si usted está joven, guapo y divino siempre van a decir que usted es gay”, respondió Juan Gabriel. El entrevistador le preguntó abiertamente entonces si él era gay, a lo el cantante respondió: “¿A usted le interesa mucho? Yo le respondo que dicen que lo que se ve no se pregunta, mijo”.

¿Cómo triunfó de manera incontestable en un país tan machista como México? Álex Orozco, empresario barcelonés dedicado al ocio y que, tras criarse en el país azteca ha vuelto a él para trabajar, hace para nosotros una radiografía exacta de esta paradoja: “JuanGa es el representante de las emociones en México. Todo el que se haga llamar mexicano ha cantado alguna de sus canciones, particularmente cuando el tequila desinhibe al más recio. Lograr eso en una sociedad abiertamente homófoba tiene mucho mérito.

En lo emocional, para los mexicanos viene a ser algo así como para nosotros una suma de Raphael+Rocío Jurado+Camilo Sesto. Es, era, queridísimo, enormemente respetado y un punto de unión social (de los muy pocos que existen) entre ricos-pobres. Forma parte del imaginario mexicano desde hace muchos años y hasta los narcos lo han cantado borrachos y emocionados”.

(Con información de La Vanguardia)

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza