20160325142059-the-rolling-stones-1-.jpg

Llegada a La Habana, jueves 24 de marzo 2016 en horas de la tarde

Por Ricardo R. González

Todavía me parece increíble que la banda de rock más legendaria del Planeta sofoque a La Habana dentro de horas. Es como algo de ciencia ficción que cobra las sendas de lo real maravilloso dentro de esta larga historia, iniciada allá por principios de los 60, cuando Mick Jagger se une a su compañero de estudios Keith Richards para desatar inquietudes por la música.

Pero verdaderamente la génesis de lo que sería este huracán se registró en 1961 a partir de la creación del grupo Little Boy Blue & Blue Boys con la inclusión de Jack Taylor.

Aquella unión marcó ciertas esperanzas. Un año más tarde se incorpora Brian Jones, y lanzan sus acertijos por otras denominaciones hasta que deciden el de The Rolling Stones sin pensar en lo que se desencadenaría a partir de entonces.

El nombre lo tomaron de una pieza escrita por Muddy Waters, cuyo proyecto fue motivando a otros músicos para abrirle las puertas a Charlie Watts, y al tecladista Ian Stewart.

También 1962 trae la primera separación de uno de sus integrantes. Jack Taylor deja la banda para ser reemplazado por Bill Wyman, mas lo cierto es que ya en 1963 aparece el primer sencillo con el tema Come On, a manera de versión, al tiempo que realizan una pequeña gira por la Gran Bretaña.

Hubo que esperar otro año para que el mercado disquero tuviera el primer álbum de la agrupación titulado ’The Rolling Stones’, un disco que marca ciertas pautas, pero que solo incluye un tema inédito pues el resto de los acoples constituyen versiones a piezas de otros intérpretes, aunque con una sonoridad distintiva en cuanto a la cadencia peculiar que brota de los instrumentos.

Son los tiempos en que el grupo sale de Inglaterra e incursiona por los Estados Unidos donde forman parte del, por entonces, connotado show de Ed Sullivan.

A partir de ese momento desarrollan una discografía implícita de no pocos retos. Era necesario demostrar una capacidad creativa que escapara de las versiones.

Comienzan las influencias de la música negra americana, del soul, y de otros géneros, y según cuentan para lograr esa imagen el manager los encerró en un hotel a fin de que despertaran las musas y aparecieran temas inéditos.

De esta forma presentan, en 1966, la producción denominada Aftermath que ya incluye la propia autoría, al tiempo que se considera uno de los mejores discos.

En ese largo camino tampoco han faltado encontronazos e indicios de rivalidades. The Rolling Stones compiten con los insuperables The Beatles, y la salida del Lp Their Satanic Magesties Request ocasionó un connotado revés al tratar de parecerse al Sgt. Peppers de los chicos de Liverpool, a pesar de mantenerse 13 semanas en las listas de éxitos inglesas, dos en la de Estados Unidos y vender unas 500.000 copias.

Entre la salida de nuevos fonogramas con ciertos matices contradictorios transcurre el período 1968-69 que trae la muerte de   

Brian Jones debido a las drogas.

En medio de las circunstancias aparece Let It Bleed, una especie de desafío al Let it be bitleriano cuando ya se escuchaban rumores de la disolución de Paul, John, Ringo, y George, pero que los afianza en la cúspide del rock mundial.

A partir de los 70 cada incursión en la discografía aporta un hecho distintivo con ciertos vacíos entre producciones. Brown Sugar, de 1971, sobresale por su calidad instrumental, mientras el doble álbum Exile On Main Street (1972) es considerado por la crítica como proyecto ambicioso que sirve de antesala para un periplo por los Estados Unidos.

Con la llegada de 1974 irrumpe ’It’s Only Rock’n Roll en el que participa por última vez Mick Taylor y da entrada a Ron Wood. Esta placa tuvo la singularidad de que llenaron las avenidas londinenses de carteles que remarcaban el título (Es solo rock and roll) a manera de promoción.

Terminando la década de los 70 ve la luz Some Girls. La placa acapara la atención especializada que le concede votos como uno de los mejores discos, y al inicio de los 80 The Rolling Stones firma un supermillonario contrato con la respetable disquera CBS por el que recibirían descomunales cifras ante cada producto publicado.

En todo este tiempo no faltaron las giras. 1990 los lleva a Japón y Europa con una asistencia de público que superó los dos millones de espectadores para un ingreso de 200 millones de dólares.

Con espacios entre uno y otro la década de los 90 trae nuevos discos hasta que en 2005 lanzaron A Bigger Bang que alcanza más de un millón de ejemplares vendidos en los Estados Unidos, 100 mil en Inglaterra, otro tanto en Francia, y 300 mil en Alemania.  
Considerado el álbum con «temas nuevos más largos desde la salida de Exile on Main Street’ en 1972»
Este viernes 25 de marzo de 2016 The Rolling Stones estarán en La Habana. Una sofisticada tecnología no utilizada en sus anteriores conciertos dará vida a la presentación.

Un despliegue tecnológico sin precedentes que ha requerido de 65 contenedores para mover la preciosa carga, entre ellas el audio de 1 300 kilos que no esquiva una consola analógica para reproducir los ecos originales de aquellas décadas, ocho repetidores de sonido, y siete pantallas que serán instaladas en los terrenos de la Ciudad Deportiva.

Mick Jagger, Keith Richards, Ronnie Wood y Charlie Watts llegaron ayer a La Habana con todo su equipo, sobre las 18.10 hora local (22.10 GMT), en un vuelo chárter procedente de Miami para este concierto, el primero gratuito de la banda desde aquel que ofreciera en Río de Janeiro en 2006.

Esta vez el Satisfaction me sonará más cercano. Mick Jagger moverá sus caderas en compañía de los miles de cubanos y foráneos que —desafiando generaciones— serán testigos de un acontecimiento único y de grandes expectativas.
Un ejemplo más de que gran parte de los sueños puede hacerse realidad entre las remembranzas por aquella etapa de buena música que, lamentablemente, tildara a quienes llevaban el cabello sobre las espaldas o se confabulaban con estos discos como diversionistas ideológicos en Cuba.

Y como si fuera poco las potencialidades vocales del Coro Entrevoces, dirigido por la maestra Digna Guerra, cerrarán el espectáculo con el tema que pone fin a la gira Olé Tour (Buenos Aires, Río de Janeiro, Montevideo, Lima, Bogotá y México DF) por Latinoamérica.

Ahora con el brillo antillano propiciado por esa fanaticada vibrante —de no menos de 500 mil personas— que desafía el tiempo.

COTILLEOS  

La fama regala —y trae— buenas dichas y también infortunios. The Rolling Stones se ha visto involucrado en diversos escándalos que van desde drogas, sexo, protestas, encontronazos policiales, y otras manifestaciones.

En su página oficial de Facebook han publicado algunos. De esos que tampoco escapan de la mira de la prensa sensacionalista detrás de la farándula.

La salida al mercado del disco Between The Buttoms, en 1967, estuvo matizada por la detención de Jagger y Richards atribuible a la tenencia de drogas. Tampoco escaparon de acciones policiales al orinar en público.

Según la citada página la portada del disco ’Sticky Fingers’ tuvo que cambiarse al mostrar (la original) una prominencia en determinada parte de un jean.

No en pocas ocasiones los textos de la agrupación han sido marcados por tener contenido satánico, y si bien los presentaban como enemigos de Los Beatles ambos grupos mantenían buenos vínculos y se ayudaban mutuamente en detalles de promoción.
A tal punto que Mick Jagger participó en la grabación del tema bitleriano All you need is love, y todo ello fue creando resquicios  publicitarios para enmarcar a The Rolling Stones como chicos malos del pop/rock, en tanto los de Liverpool eran los edulcorados. 

En cuestiones amorosas también existe diversidad de criterios. Desde los comportamientos de Mick Jagger con la esposa de determinado político de alto rango hasta con las novias de otros amigos, o rumores de sus amoríos con populares estrellas de la música o el celuloide que prefiero no mencionar, aunque muchas son de conocimiento público.

DISCOGRAFÍA (EN ESTUDIO)

1964.- The Rolling Stones.

1964.- England’s Newest Hit Maker.

1964.- 12 X 5.

1965.- The Rolling Stones No.2.

1965.- Out of Our Heads (UK)

1965.- December’s Children (And Everybody’s).

1966.- The Rolling Stones, Now!

1966.- Aftermath.

1967.- Between the Buttons.

1967.- Their Satanic Majesties Request.

1968.- Beggars Banquet.

1969.- Let It Bleed.

1971.- Sticky Fingers.

1972.- Exile on Main St.

1973.- Goats Head Soup.

1974.- It’s Only Rock ’n’ Roll.

1976.- Black and Blue.

1978.- Some Girls.

1980.- Emotional Rescue.

1981.- Tattoo You.

1983.- Undercover.

1986.- Dirty Work.

1989.- Steel Wheels.

1994.- Voodoo Lounge.

1997.- Bridges to Babylon.

2005.- A Bigger Bang.

A estos se suman 19 Lp en vivo, 27 recopilatorios, 5 cajas recopilatorias, y 3 Extended plays (antiguos discos de 45 RPM).  

(Con la utilización de varias fuentes)

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza