20160314124209-mapa.jpg

Por Ricardo R. González

A principios de año el Zika se concentraba en determinadas latitudes. Nos parecía como una de las tantas enfermedades atribuibles al indeseado Aedes aegypti que pasaría de manera vertiginosa. Ahora, en apenas dos meses, la realidad es otra. El mapa continental dice más que mil palabras, y la pandemia no muestra un feliz rostro.

El último reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de su homóloga Panamericana (OPS) sitúa a las Américas como la cuenca que más casos ha notificado, concentrándose las mayores estadísticas en Brasil, con 1 500 000, y Colombia  (20 297).  

Sin orden preferencial ni clasificaciones de autóctonos o importados aparece México y el reporte de 143 incidencias, Guatemala (112), El Salvador (3 302), Honduras (3 700) Nicaragua (92), Costa Rica (3), Ecuador (39), Venezuela (319), Perú (2), Bolivia (8), Paraguay y Argentina (6), Panamá (130), y Haití con 503.

Ya se sabe que ha llegado hasta Cuba con reportes de cuatro enfermos, mientras Jamaica, Trinidad y Tobago y Guyana acumulan uno, República Dominicana (18), Puerto Rico (157), San Martín y Barbados (7), Guadalupe (25), Suriname (6), y Guyana Francesa (99).

Estados Unidos, por su parte totaliza 107, mientras Chile y Canadá aportan tres y 16, respectivamente.

Estas cifras pueden variar en fracciones de segundos. Quizás cuando se publique el trabajo ya sean otras, y aunque la OMS precisa que el virus pervive por toda el área Uruguay resulta el único país que no ha reportado ireregularidades hasta la fecha, y en cuanto a Canadá y Chile vale decir que no registra casos autóctonos debido a que son países en los que no prolifera el zancudo por sus propias características de sobrevivir bajo climas tropicales y subtropicales, por lo que tiene reducidas opciones de subsistir. Lo único que  en latitudes tan frías.

También los accidentes geográficos favorecen con la existencia de la cordillera de Los Andes y el desierto de Atacama, considerado el más seco del mundo, que actúan como especie de coraza o barrera para el mosquito.

Aun así ello no resta la posibilidad de que estén exentos de virus. Lo único que tienen escasas posibilidades de reportes autóctonos del Zika.

Vale recordar que los síntomas de la afección son la fiebre leve acompañada de erupciones en la piel, enrojecimiento y picazón, conjuntivitis como rasgo distintivo, y dolor en las articulaciones.

Un detalle lo hace particular y es que por cada persona sintomática existen al menos cuatro que no experimentan manifestaciones clínicas pero de ser picados por el mosquito pudieran trasmitir la enfermedad.

A diferencia del Zika, el Chicungunya provoca fiebre alta, aunque también aparecen erupciones en la piel, inflamaciones en las articulaciones, dolor en la espalda, así como en las manos y los pies, en tanto el Dengue se caracteriza por provocar fiebre alta espontánea, dolor intenso en los ojos y en la cabeza, sangramiento por la nariz y las encías, dolores abdominales y en las articulaciones, y la presencia de vómitos en algunos casos.

Para que no aparezca ninguno de ellos se hace necesario que no exista el vector, y esa responsabilidad queda en manos de todos.   

Cada quien está en el deber de prevenir consecuencias mayores, y para ello es imprescindible acudir de inmediato al galeno ante los primeros indicios.

Sin embargo, es mucho lo que falta por hacer en la eliminación y modificaciones de los sitios propensos al hábitat del mosquito por lo que impera la revisión sistemática en centros de trabajo, hogares y solares yermos.

Cubos, macetas, neumáticos, bebederos de animales, u otras fuentes constituyen sitios ideales de criaderos, por tanto requieren la aplicación de medidas sanitarias.

El momento exige la revisión y tratamiento de los tanques elevados, y mucho ojo con los depósitos bajos destinados al almacenamiento de agua que constituyen sitios preferidos por el vector.

Ojalá la conciencia individual haga cambiar el panorama actual, pero lo cierto es que, hasta este minuto, América se oscurece.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza