20151207130352-zenaida.jpg

Dra. Zenaida Rodríguez Negrín, directora del Centro de Bioactivos Químicos.

Por Ricardo R. González

Foto: Ramón Barreras Valdés

El Centro de Bioactivos Químicos (CBQ) de Villa Clara celebró, la víspera, su cuarto de siglo en un año relevante para la cartera de mercados al garantizar renglones obtenidos a partir de síntesis química y de sustancias naturales.

Ello posibilita demandas seguras en México, Ecuador, Perú, España, Brasil y Chile, a lo que se suman 18 empresas reclamantes de sus producciones.

La doctora Zenaida Rodríguez Negrín, directora del complejo, precisó que la labor de sus 122 trabajadores no descuida los requerimientos nacionales dentro de una misión responsabilizada con las investigaciones, el desarrollo, la producción, y comercialización de derivados dirigidos a la esfera humana, veterinaria, y agrícola.

En la actualidad la institución comercializa cinco productos: el Vitrofural que se aplica en todas las biofábricas del país, y sobrecumple los pronósticos de exportación, el Dermofural (ungüento dermatológico para uso humano incluido en el cuadro de medicamentos cubanos) cuyas materias primas las utiliza BioCubaFarma y el Laboratorio Roberto Escudero, de la capital del país, y el G-1 o Furvinol como fármaco oftalmológico empleado en la veterinaria bajo la rectoría de LABIOFAM.

A ellos se suman el extracto blando de propóleo que acaba de solicitarse por parte del consorcio SUCHEL-CAMACHO, y se incorporó durante el año el CBQ-VTC, un plastificante de origen natural destinado a la construcción, en el que intervienen de manera conjunta el Instituto de Biotecnología de las Plantas (IBP) y el Centro de Investigaciones y Desarrollo de Estructuras y Materiales (CIDEM), así como otras variantes para la acuicultura y la agricultura en acción mancomunada con el Centro de Investigaciones Agropecuarias (CIAP).

Adscrito a la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, el CBQ mantiene los servicios ecotoxicológicos en siete modalidades, y los análisis para valoraciones del agua tanto potable como residual.

Durante la última etapa los aportes económicos muestran incrementos en moneda nacional, y unos 478 358 en divisas.

La dependencia acumula innumerables publicaciones científicas, premios internacionales, y distintivos nacionales, entre ellos el de Vanguardia Nacional por 11 años, y seis de manera consecutiva.

Una de las mayores conquistas resulta la integración con otras instituciones dentro y fuera del país, y el logro de investigaciones avaladas por su carácter multidisciplinario en el buen andar por la ciencia.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza