20151201193240--mdf7112.jpg

Por Ricardo R. González

Foto Manuel de Feria 

La doctora Bárbara Trespalacios, directora del policlínico XX Aniversario de Santa Clara, (a la izquierda) recibió uno de los reconocimientos por la labor preventiva y seguimiento a los casos en el área de salud más afectada de la capital provincial.

Un mundo sin exclusión, pero que llame a la necesidad de ser más responsables con nuestros comportamientos y acciones cotidianas deja como mensaje este 1 de Diciembre, en el que Villa Clara realizó las acciones nacionales por el Día Mundial de Respuesta al VIH—SIDA.

La provincia se escogió, entre La Habana y Santiago de Cuba, luego de los resultados en el ejercicio de validación de la trasmisión materno— infantil de VIH y la sífilis congénita en Cuba.

Según explicó la doctora Marlevis Bello Pérez, jefa del Programa de ITS/VIH/SIDA en Villa Clara, Cuba es el primer país en el mundo que cumple las metas regionales propuestas por la Organización Mundial de la Salud (OPS) y su homóloga Panamericana de la Salud (OPS) con más del 95 % de cobertura de tratamiento a las gestantes con serologías reactivas, así como a sus parejas sexuales.

Figura también una cifra similar en el seguimiento y tratamiento a los niños y niñas expuestos a estas enfermedades, entre otros indicadores.

Aunque se evidencia un incremento en la percepción de riesgo por parte de los segmentos poblacionales, aún no es lo suficiente a tenor de que prosiguen las personas sexualmente activas que realizan sexo sin protección, los hombres que realizan prácticas sexuales con otros hombres, y las personas transaccionales o aquellas que tienen sexo a cambio de algún objeto, dinero o determinadas prebendas.

Santa Clara y Caibarién constituyen los dos municipios villaclareños con altos riesgos de infestación de VIH. La capital provincial supera el 50 % de los casos, y el área de Salud más afectada es el XX Aniversario.

Durante la jornada se reconocieron a los diferentes sectores sociales, y a las líneas de trabajo en favor de la prevención.

Las palabras centrales correspondieron a la doctora Rosaida Ochoa Soto, directora de la Unidad Nacional de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades, en las que resaltó a la prevención y la responsabilidad individual como pilares de defensa ante una pandemia que, a pesar de determinados ensayos, aun no posee una vacuna para su cura.

«Hagamos y multipliquemos las acciones para hacer realidad el lema de este año de que todos juntos podemos llegar a cero», precisó.  

El Día Mundial de Respuesta al VIH—SIDA se celebró por primera vez el 1 de diciembre de 1988 por acuerdo de la Organización Mundial de la Salud.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza