20150922190838-eo-cobre.jpg

El pontífice brindó una homilía en la basílica de la Virgen de la Caridad del Cobre, donde invitó a "la revolución de la ternura"; luego conversó con familias en la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Santiago; por la tarde viajará a Estados Unidos.

El papa Francisco concluye hoy su histórica visita a Cuba con una misa en el santuario más venerado del país y un encuentro con familias antes de volar hacia al norte, para comenzar en Washington su esperada gira por Estados Unidos.

Francisco fue recibido en la basílica de la Virgen de la Caridad del Cobre, el mayor centro de peregrinación de la isla -a unos 25 kilómetros de Santiago de Cuba- por el presidente Raúl Castro, quien también ha participado en las dos misas anteriores, y a las 9 comenzó su última homilía en Cuba.

En la homilía, el Papa invitó a los fieles a "vivir la revolución de la ternura con María, madre de la caridad".

"Como María, queremos ser una Iglesia que sirve, que sale de casa, que sale de sus templos, de sus sacristías, para acompañar la vida, sostener la esperanza, ser signo de unidad de un pueblo noble y digno", expresó.

"Como María, queremos ser una Iglesia que salga de casa para tender puentes, romper muros, sembrar reconciliaciones", dijo Francisco, en un caluroso día caribeño y ante la presencia de Raúl Castro, el vicepresidente Miguel Díaz-Canel, el ministro de Exteriores Bruno Rodríguez y otros altos funcionarios.

"Como María, queremos ser una Iglesia que sepa acompañar todas las situaciones embarazosas de nuestra gente, no borrándonos sino caminando con nuestros hermanos, todos juntos", agregó.

El papa hizo alusión al término "reconciliación" al final de un viaje precedido por el acercamiento entre La Habana y Washington, históricos enemigos irreconciliables que el 17 de diciembre pasado anunciaron la reanudación de sus relaciones, promovida por el propio Francisco.

"Nuestra revolución pasa por la ternura, por la alegría que se hace siempre projimidad, que se hace siempre compasión y nos lleva a involucrarnos, para servir, en la vida de los demás", dijo el papa en su homilía en el pequeño templo de la patrona de la isla.

En otro fragmento de su homilía, el Papa subrayó que "el alma del pueblo cubano (...) fue forjada entre dolores, penurias que no lograron apagar la fe, esa fe que se mantuvo viva gracias a tantas abuelas que siguieron haciéndolo posible, en lo cotidiano del hogar, la presencia viva de Dios".

"Abuelas, madres y tantos otros que con ternura y cariño dieron signos de visitación, de valentía, de fe para sus nietos, en sus familias. Mantuvieron abierta una hendija pequeña como un grano de mostaza donde el Espíritu Santo seguía acompañando el palpitar de este pueblo", agregó Francisco.

Encuentro con familias

A las 11 (mediodía argentino), el pontífice mantendrá en la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Santiago, restaurada para celebrar los 500 años de la antigua villa de Santiago en julio pasado, un encuentro con familias y bendecirá la llamada "Ciudad Heroica".

El estado de la familia es desde hace tiempo una preocupación para la Iglesia católica en Cuba. Las privaciones económica y las sucesivas oleadas de emigración dejaron a muchas familias rotas y divididas, y la Iglesia se ha centrado en los últimos años en intentar fomentar valores tradicionales como el trabajo duro, el respeto y la fidelidad, que muchos cubanos temen se hayan ido perdiendo con el tiempo.

Esa preocupación sobre la degradación moral es extendida entre los cubanos, al margen de sus creencias religiosas.

El primer pontífice latinoamericano arribó ayer a Santiago de Cuba desde la cercana Holguín, después de cumplir un intenso programa en La Habana.

Cuando llegó a Santiago, el Papa acudió al santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, dejó un ramo de flores a los pies de la imagen, se santiguó y rezó, sentado y en silencio, durante unos 10 minutos. Después se levantó y recitó una plegaria.

El Papa tiene previsto partir a las 12.30 hora local (13.30 en la Argentina) hacia Washington, donde comenzará su segunda etapa de un viaje histórico por su apoyo al restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, que comenzó en diciembre pasado, tras una mediación del propio pontífice.

La agenda (hora local)

8.00. Celebración de la santa misa en la basílica menor del Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre en Santiago. Homilía

11.00. Encuentro con familias en la catedral de Nuestra Señora de la Asunción en Santiago y bendición de la ciudad

12.15. Raúl Castro presidirá la ceremonia de despedida en el aeropuerto de Santiago

12.30. Salida hacia Washington, D.C., Estados Unidos

16.00. Llegada a la base Andrews de la fuerza aérea. Barack Obama y su familia le darán la bienvenida oficial.

(Con información de lanación.com.ar EFE y AP)

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza