20140815145904-images.jpg

La suspensión de cuatro meses al futbolista uruguayo Luis Suárez por morder a un rival en el Mundial de Brasil, fue ratificada este jueves por el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS). La institución, además, lo autorizó a entrenar con su nuevo club, el Barcelona.

Se mantuvo la prohibición de nueve partidos con la selección, pero el equipo de abogados de Suárez dijo que había argumentado con éxito que la FIFA aplicó mal sus propias reglas al considerar el caso y que la sanción impuesta a otras actividades relacionadas con el fútbol fue desproporcionada.

(Con información de agencias)

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza