20130822212656-pelota.jpgAl mentor avileño Roger Machado le gusta "fonguear" para ver como se desempeñan sus muchachos a la defensiva, la velocidad y la decisión con que le entran a la bola. "Eso te da hasta la disposición del atleta antes de comenzar el juego", dijo la víspera previo al partido por el oro del III Torneo de Retadores, que hoy finaliza en esta ciudad del noroeste canadiense.

"Sé que hay quienes minimizan este campeonato, al que es primera vez que viene un equipo cubano de provincia. Nosotros estamos aquí incluso sin dos jugadores que nos llevaron al título. Este no es el equipo Cuba que siempre ha representado al país y como ves vamos a la final. Y de la calidad pocos osan decir que este es menor que los anteriores. Los organizadores y técnicos, en general, nos dicen que es el mismo", explica Roger, para quien el poder contender en un certamen como este es algo vital para nuestro béisbol.

"Aquí hemos jugado con los equipos asiáticos, que tengo la certeza que ganan más que lo que pierden en la Serie Nacional nuestra si estuvieran allí; y el pitcheo de Estados Unidos es bueno. Eso tan solo hace que valga la pena estar aquí. A ello hay que agregarle que los muchachos crecen en experiencia.

"Ha sido un magnífico campeonato en el que hemos contado con el calor de los anfitriones. No hay problema que hayamos planteado a los organizadores que no haya tenido respuesta. Hasta con los bates, que se nos han partido varios y no hay dónde comprarlos en esta ciudad, hay que mandarlos a comprar a Vancouver. Si tuviéramos en cada continente eventos como este y participáramos, el desarrollo del béisbol, incluido el cubano, sería mayor", añadió.

De cara a la final, refirió que los japoneses, por su pitcheo, serían los más complicados, "pero si nos toca, vamos a jugar como se precisa; igual si es Taipei de China, pues llegamos aquí para luchar por la victoria. Queremos despedirnos campeones y arribar así a la Patria. Eso es gloria".

En dicho pleito escalará al box el diestro Yander Guevara, uno de los hombres que para Machado son al seguro. "Confío en él, tiene gran experiencia internacional y está en buena forma. Vamos a pelear".

Respecto a su renuncia como manager de los Tigres en la venidera campaña del clásico cubano de las bolas y los strikes, explicó que no guarda relación con la imposibilidad de dirigir la escuadra nacional. "Es cierto que me sentía con derecho a dirigir el Cuba, esa es la aspiración de todo mentor, pero no fue el motivo principal por el que pedí el descanso. Tengo problemas personales con mi madre y mi hermana, además de un niño pequeño al que quiero dedicarle tiempo. Esto no quiere decir que no se pueda contar conmigo, voy a ayudar a mi equipo y a la provincia", espetó.

No obstante, reconoce que el nuevo mentor tendrá un gran reto. "Miguel Albán y quienes le acompañen como timoneles, han de hacerle saber a todos los interesados que no podrán jugar con atletas que fueron claves por retiro u otra razón. Desde que asumí la dirección de Ciego he estado siempre entre los primeros en todos los campeonatos, pero tuve un equipo cohesionado y bien en todos los principios del juego. Ahora hay que trabajar para volver a armar algo igual", concluyó.

(Con información de Tony Díaz. Periódico Granma)

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com
https://twitter.com/cibergonza