Facebook Twitter Google +1     Admin

Bayern Múnich perdió 4-2 ante el Borussia la Supercopa de Alemania

20130728130351-borussia.jpg

El Bayern Múnich perdió 4-2 ante el Borussia Dortmund la final de la Supercopa de Alemania y entregó así a su gran rival el primer título y el primer partido oficial desde la llegada de Pep Guardiola al banquillo. Los goles de Marco Reus (5′ y 86′), Daniel Van Buyten en contra (55′) e Ilkay Gündogan (56′) masacraron a un Bayern desdibujado en un partido con gran valor anímico entre los dos grandes del fútbol alemán. De nada valió el doblete de Arjen Robben (54′ y 64′).

¿Puede el Dortmund frenar este año por fin a un Bayern que parecía invencible? ¿Mantendrán los bávaros su supremacía absoluta tras el histórico triplete de Liga, Copa y Liga de Campeones que vienen de lograr con Jupp Heynckes? ¿Y resistirá Guardiola la presión de esa herencia? Con esas preguntas flotando en el aire sofocante de la noche de Dortmund, el primer clásico entre los dos finalistas de la Champions League hizo vibrar a los 80.000 espectadores y anticipó una rivalidad que este año asoma más apasionante que nunca.

Guardiola venía de una pretemporada soñada con más de 60 goles en nueve partidos, incluido un 2-0 ante el Barcelona, su anterior club. Pero el comienzo de la temporada oficial se pareció más bien a una pesadilla. Por el momento, ya no podrá batir con el Bayern su récord de seis títulos en un año natural con el equipo azulgrana. El Dortmund inició el partido dueño de la pelota y volcado al ataque aprovechando que el Bayern mostraba una cara irreconocible, sin posesión, sin movilidad y sin centro del campo, elementos todos claves en el esquema de Guardiola.

El castigo no tardó en llegar: en el minuto cinco, una cadena de fallos defensivos y un error garrafal del portero Starke, suplente del lesionado Manuel Neuer, permitieron a Reus cabecear solo ante el arco para abrir el marcador. Guardiola sacudió la cabeza incrédulo. El golpe no despertó al Bayern y Robert Lewandowski pudo agravar la situación al escapar de Boateng y marcar el 2-0, pero el tanto fue anulado correctamente por fuera de juego. El polaco tuvo otra clara en el 20′ al conectar un centro sólo en el área chica, pero Stark se desquitó de su error en el gol con una gran parada.

Sin recuperar posesión ni juego, el Bayern avisó dos veces por medio del suizo Shaqiri, pero el reemplazante del lesionado Franck Ribéry en la banda izquierda se encontró dos veces con el arquero del Borussia Dortmund, Roman Weidenfeller. También Mario Mandzukic quedó a centímetros de conectar un centro ante el arco vacío en el 34′.

Hubo que esperar al segundo tiempo para que Robben, silbado toda la noche por una hinchada que no olvida su gol decisivo en la final europea de Wembley, ganara la espalda a Subotic y cabeceara un centro de Philipp Lahm para empatar el partido en el minuto 54. Fue el único respiro que tuvo el Bayern en toda la noche. En sólo dos minutos, Van Buyten clavó en propia puerta el 2-1 y Gündogan amplió ventaja con un exquisito remate desde fuera del área que se clavó junto al palo.

La temperatura entre dos de los equipos más fuertes de Europa podía subir aún más y Robben volvió a poner emoción descontando con un zurdazo desde la puerta del área.

Pero con el duelo convertido en un ida y vuelta constante entre los dos equipos ya desatados, Reus redondeó una gran noche marcando ante el arco vacío el 4-2 definitivo tras un pase de Aubameyang. El Borussia Dortmund conquistó así su cuarta Supercopa Alemana, pero sobre todo golpeó primero en un combate que se extenderá todo el año. La mejor prueba de ese golpe anímico fue la mirada vacía de un Guardiola silencioso en los últimos minutos de su primera prueba de fuego con el Bayern.

4 – Borussia Dortmund: Weidenfeller; Grosskreutz, Subotic, Hummels, Schmelzer; Bender (Kehl, 46), Sahin; Blaszczykowski (Aubameyang, 72), Gündogan (Sokratis, 88), Reus; y Lewandowski

2 – Bayern Múnich: Starke; Lahm, Boateng, van Buyten, Alaba; Thiago; Kroos (Dante, 86), Müller; Robben, Shaqiri (Schweinsteiger, 67); y Mandzukic (Pizarro, 75).

Goles: 1-0 (min 6, Reus), 1-1 (min 55, Robben), 2-1 (min 56, Van Buyten en propia puerta), 3-1 (min 57, Gündogan), 3-2 (min 64, Robben), 4-2 (min 86, Reus)

Árbitro: Drees. Amonestó a Boateng

(Con información de La voz de Galicia.es)

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next