20130722091154-foto-1.jpg

A diferencia de años anteriores Corralillo trazó su buena estrategia previa al verano, con el acondicionamiento del litoral, la reparación de las sombrillas y el  mantenimiento de las instalaciones vinculadas a la etapa estival.

Por Idalia Vázquez Zerquera y Ricardo R. González 

Foto: Ramón Barreras Valdés

El litoral de Corralillo ya está en verano, y para quienes gustan disfrutar de las cálidas aguas del Atlántico, desde el pasado 15 de junio las instalaciones del Campismo Popular de Sierra Morena, El Salto y Ganuza, reciben a campistas de Villa Clara y un poquito más allá, en mejores condiciones que el pasado año a fin de  propiciarle una estancia agradable a los vacacionistas. 

Según las encuestas de esta primera etapa del verano el grado de satisfacción es alto, aun cuando faltan platos elaborados a base de  pescado y cerdo que bien pudieran diversificar el menú en las instalaciones.

Acompañan al paisaje de esta franja costera las necesarias sombrillas que aportan la sombra necesaria, los restaurantes con su diversidad genérica, aquellos cuentapropistas que ponen a consideración sus ofertas de alimentos, así como un conjunto de quioscos bien diseñados, donde se vende desde carne ahumada hasta artículos de aseo personal y ropa reciclada por si olvidó su ajuar de baño.  

Mientras esto ocurre por la costa corralillense, en Santa Clara la lejanía con el mar hace que las piscinas resulten el lugar preferido de niños y jóvenes. Pero veamos lo que sucede en estos espacios dispuestos para la temporada estival… sin dudas la más esperada del año.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza