20130719212421-piscina.jpg

De no actuarse con medidas ambientales inminentes el entorno perderá ese equilibrio necesario que muestra la imagen.

Por Ricardo R. González      

El accionar de instituciones villaclareñas posibilita la incorporación de nuevos productos, con valor agregado de la ciencia, dirigidos al ahorro energético, la sustitución de importaciones, el fomento de los rubros exportables, y el mejoramiento de los servicios medioambientales.

La cartera incluye biofuncionales a partir de extractos blandos de propóleo, filtros purificadores de agua, luminarias a partir del empleo del biogás, así como software destinados a la evaluación de la densidad larvaria y de mosquitos Anopheles, y al pronóstico de irregularidades que afectan a la fauna.   

Así trascendió en la evaluación del trabajo realizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) en la provincia durante el primer semestre de 2013, en el que sobresale la labor del Polo Científico Productivo encaminado a la investigación y puesta en práctica de objetivos esenciales.

La propuesta del programa para la semilla nacional de papa, los propios saldos del Instituto de Investigaciones en Viandas Tropicales (INIVIT) con la obtención de clores y variedades agrícolas, las transformaciones en la Empresa de Cultivos Varios Valle del Yabú, el uso de la biomasa en la industria azucarera y bateyes aledaños, y el turismo sostenible aparecen entre las consolidaciones.

Si bien el Programa de Enfrentamiento al Cambio Climático está implementado en los 13 municipios existen detalles que no marchan de forma satisfactoria, a la vez que el territorio experimenta retraso en la instalación de biogás, y no siempre se utilizan, por parte de los gobiernos, las herramientas implementadas para contrarrestar la contaminación ambiental como es el caso de los mapas de calidad del aire.

Otro aspecto que demanda miradas preventivas y acciones vertiginosas recae en las propias inversiones ambientales, pues hasta marzo solo se lograba el 25,9 % de ejecución. De continuar este letargo el tema de contaminaciones proseguirá como asunto sin solución en una provincia que posee en inventario 184 focos contaminantes generadores de más de 9 mil toneladas de carga orgánica.

El papel rector de las dependencias del CITMA, con énfasis en la Oficina Territorial de Normalización (OTN), la capacitación a trabajadores por cuenta propia, los programas de desarrollo local, y la necesidad de preservar el patrimonio documental de los archivos históricos sustentaron el resto de los debates presenciados por América Santos Rivera, viceministra del CITMA.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza