20130703135832-leinier.jpg

Alea jacta est La suerte está echada, y de que manera, pues el ajedrecista cubano Leinier Domínguez (23 de septiembre de 1983) materializó su meteórico ascenso en la actualización del ranking mundial correspondiente al mes de julio, nada más y nada menos que con récord de 2 757 puntos en su coeficiente Elo y el escaño 13 del planeta.

La clave de su actual ubicación se la debe a la corona lograda en la cuarta fase del Grand Prix de ajedrez, con asiento en Salónica, Grecia, con ocho puntos de 11 posibles, apuntalado en récord de seis éxitos. Inobjetablemente el resultado más importante de su carrera: 11 rivales de sumo cuidado, coeficiente promedio de 2 753 unidades y cinco de sus seis víctimas con sapiencia superior.

Allí sumó 30 unidades a los 2 727 precedentes de su rating, válidos para escalar diez posiciones.

Para tener una idea de la solidez de Leinier, baste decir que en octubre del 2001 se incluyó por primera vez entre los 100 mejores trebejistas del orbe, entonces exhibía 2 596 y se había convertido en Gran Maestro un año antes en el Abierto de Linares. Su vertiginoso ascenso continuaría, pues julio del 2008 atestiguó su bienvenida al club de los 2 700, del cual no se ha desligado desde entonces.

Incluso en octubre y diciembre del 2012 exhibió su tope anterior de 2 734, momentos en los que ancló en el lugar 20 de un escalafón dominado, según su última actualización este lunes, por el fenómeno noruego Magnus Carlsen (2 862), con el armenio Levon Aronian (2 813) como su único acompañante sobre 2 800 y 46 ajedrecistas miembros de la selecta agrupación de 2 700.

Pero la gloria que vive Leinier no es la única grata noticia por estos días en el mundo de las 64 casillas. El tunero Lázaro Bruzón (escaño 57 con 2 689) es virtual monarca del festival de ajedrez de Edmonton, Canadá, que desarrollaba su fecha conclusiva al término de esta edición.

Imbatible en ocho partidas y dueño de 22 rayas (siete éxitos y un abrazo) —el sistema premia con tres puntos al ganador de cada cotejo y uno en caso de tablas—, el tunero se perfila inalcanzable para los otros nueve contendientes, encabezados por el inglés Nigel Short (16), su víctima en la justa. Nuestro representante cerraba su actuación ante el anfitrión Robert Gardner, último de la clasificación, en tanto el también antillano Rodney Pérez (10) se las vería con el israelí Víctor Mikhalevski, en puja por la quinta posición.

(Con información de Harold Iglesias Manresa. Periódico Granma)

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza