Facebook Twitter Google +1     Admin

Chucho Valdés devela detalles de Sin fronteras

20130110123509-chucho.jpg

La última producción discográfica del afamado pianista y compositor, aún en proceso de producción, será todo un acontecimiento que logrará sacudir cada fibra de nuestro cuerpo.

Chucho Valdés hizo un silencio casi hermético sobre lo más reciente de su música en el concierto que ofreció en la apertura del Festival Internacional Jazz Plaza 2012. Fue justo tras culminar esa presentación, en diciembre último en el teatro Mella, que el autor de Misa negra atisbó a revelar a la prensa los títulos de su nueva producción discográfica, grabada recientemente en los Estudios Abdala de La Habana.

Imagino que primó en la velada su deseo de probar en el público esas composiciones pertenecientes a su álbum Sin fronteras, todas llenas de una profunda base armónica, fruto de ese viaje por el sincretismo nacional y en el que lo siguió su pequeño grupo acompañante.

Al valorar las piezas escuchadas esa noche y que se incluyen en el CD, puedo mencionarles a Pilar, una sensible obra de Valdés dedicada a su madre, quien falleció en 2011. Allí nos entregó su tratado más estremecedor sobre el amor maternal y para lo cual se ampara en tres instrumentos: piano, contrabajo y una leve pincelada de la batería. Quienes han olvidado que también puede conducirse con soltura por los clásicos, Chucho nos sorprende desde su piano al incluir en Pilar un fragmento de una sonata de Bach, logrando así una poética mayúscula en su ejecución.

Seductor y dispuesto a regalarnos una obra acabada de crear, Chucho extasió junto a su quinteto en Yo oigo voces, un tema en el que navegan juntos todos los elementos sincréticos que siempre han acompañado al autor de Yansá.

Otros instrumentales memorables aparecerán en Sin fronteras, como son Las dos caras, Contradanza, Comanche y Abdel. En todos ellos, como bien apreciamos en la apertura de Jazz Plaza 2012, se palpan los aportes del team que acompaña a Valdés. Sin dudas, las composiciones se nutren de la maestría del joven contrabajista Gastón Joya y de los percusionistas Yaroldis Abreu (en las congas), Dreiser Durrutí (cantos folclóricos y toques de batá), y Rodney Barreto (batería).  

Sin fronteras establece la visión del artista sobre los estilos musicales, a los cuales viaja con frecuencia sin poner límites e imponer barreras interpretativas, ni de composición. Porque a fin de cuentas, el jazz hecho por Chucho Valdés es enternecedor y eléctrico. Todo un acontecimiento que logra sacudir cada fibra de nuestro cuerpo. Su nuevo disco es una fiel muestra de esos conceptos. 

(Con información de Yelanys Hernández Fusté, especial para Cubasi)

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next