Facebook Twitter Google +1     Admin

Rafael Lay (Cuba)

20120819130005-rafael-lay.jpg

Por Ricardo R. González (*)

Imposible hablar de la Orquesta Aragón sin referirse al maestro Rafael Lay Apesteguía, ese cienfueguero nacido el 17 de agosto de 1927, y quien llevó a la referida agrupación cubana a la cúspide.

Entró a trabajar en la orquesta en 1940, y ocho años más tarde asumió la batuta para convertirla en «la de ayer, la de hoy y de siempre».

Destacado violinista, compositor, arreglista quien inició su formación en la Perla del Sur para culminarla en el Conservatorio Alejandro García Caturla, de la capital cubana.

En Cienfuegos se le recuerda su paso por la orquesta de Agustín Sánchez Planas, a la vez que fue el fundador y director del coro y la agrupación de cámara de su ciudad natal.

A la Aragón entró como segundo violinista, y un tiempo después ocupó la primera posición hasta que en 1948 pasó a dirigirla en sustitución de Orestes Aragón.

No faltó su paso por las más relevantes plazas del mundo como símbolo de cubanía. En México alterna con Dámaso Pérez Prado, y se hicieron sentir en el Avery Fisher Hall del Lincoln Center, en el Conservatorio Chaikovsky, de Moscú, en el Olympia, de París, en la Expo 70, celebrada en Osaka, Japón, y en múltiples plazas de casi todos los continentes para sobrepasar la veintena de países.

La Aragón acompañó a disimiles intérpretes nacionales y del extranjero, entre los que figuran Rosita Fornés, Elena Burke y el dúo de Mirtha y Raúl.

Su prolífera labor lo llevó a constituir en La Habana la Orquesta Popular de Conciertos Gonzalo Roig, así como la de cuerdas Brindis de Salas, mientras alternaba sus funciones con la docencia como profesor de armonía en la Escuela de Superación Ignacio Cervantes.

Y en su faceta de compositor cultivó la mayoría de los géneros de la música popular cubana con excelente tino en las letras y arreglos.

Quizás se desconozca que Rafael Lay ejecutó, como violinista, obras del compositor alemán Juan Sebastián Bach junto a la Orquesta Popular de Conciertos. Con la referida nómina asumió el Concierto número 1 para piano y orquesta del germano Félix Mendelssohn con Frank Emilio, al tiempo que ejecutó la Sinfonía número 8, de Ludwing van Beethoven.

Gracias a su autoría están múltiples boleros como Mi amor ideal, Atrás, Injusticia de amor, Un pueblo en carnaval, y Cero codazos.

También compuso cha cha chá, guarachas, mambo, pachanga. Y creo el himno de la escuela Ignacio Cervantes.

Rafael Lay falleció en la capital de Cuba el 13 de agosto de 1982 víctima de un accidente del tránsito , pero constituye un ícono dentro de la música cubana, y en el sello inconfundible de nuestra Aragón de siempre.

(*) Nota de Editor: Los trabajos publicados en temas (Artistas) han sido elaborados por este autor, a partir de informaciones de base, sin que consignen la totalidad de detalles, hechos, y personalidades que influyeron en el desarrollo artístico.

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next