20120725095108-marti.jpg

«Sin libertad, como sin aire propio y esencial, nadie vive»

(Libertad, ala de la industria. La América. Nueva York, septiembre de 1883. O.C. 9: 451)