Facebook Twitter Google +1     Admin

Música cubana: La bitácora de Extraño Corazón

20120714120857-extrano-1.jpg

Aportaron una propuesta rítmica de rasgos inéditos en las bandas locales y compusieron canciones que ya ocupan un lugar de honor en el imaginario rockero insular. Entretanto dieron forma a un singular cóctel sónico con el que combinaron características de varios estilos como jazz, rock y country, y llenaron a reventar diversos espacios capitalinos durante los años 90. De ahí que todavía muchos recuerden aquellos conciertos de Extraño Corazón en teatros como el Mella o en el legendario Patio de María donde comenzaron a tejer su propia leyenda temas como El inútil sueño de Jessie Rainbow o Es tiempo de tomar un nuevo rumbo a tu favor.

La banda volvió a soltar anclas con la presentación de su nuevo disco Bitácora (Bis MusicAbrieron puertas cuando desembarcaron en la escena de la música cubana. ), un material que significó el regreso triunfal de la alineación tras un largo paréntesis en su carrera discográfica. Producido por Iván Leyva y José Manuel García, el fonograma obtuvo el Premio Cubadisco en la categoría de rock y ratificó la larga alianza entre la banda y su público más fiel. También, claro está, dio a conocer el nombre de Extraño Corazón entre la nueva generación que ingresó en la experiencia rockera en los últimos años y mostró que la bitácora de este buque insigne del rock patrio no ha quedado encapsulada en el tiempo y continúa mirando hacia el presente.

La banda se encuentra celebrando por estos días sus 20 años de haber entrado al ruedo rockero. El aniversario obliga a conversar con su director, el guitarrista Javier Rodríguez, quien ha sido el responsable de que la banda no se diluya entre los vaivenes de la moda y que se haya mantenido blandiendo su propia bandera musical durante dos largas décadas.

¿Cómo recuerdas el contexto en que surgió Extraño Corazón?

"A pesar de surgir en pleno periodo especial fuimos parte de un fortísimo movimiento creativo que se dio en los años 90. Éramos un dúo que se convirtió en una banda que tocaba lo mismo en un festival en el Patio de María que en el Gran Teatro de La Habana, y del underground nos convertimos en el primer grupo profesional de rock. Ahora se dice fácil, pero el camino fue bien duro".

¿Por qué decidieron defender una sonoridad tan peculiar en el ámbito del rock cubano?

"Hay quien sin pisar un local de ensayo sabe cómo quiere ‘sonar’ o simplemente se sube al tren de lo que esté de moda para buscar un reconocimiento inmediato. En nuestro caso, dejamos que la música fluya según lo que escribimos y componemos, dándonos la libertad para hacer blues, country, heavy, pop, rock progresivo, baladas... "

¿En qué momento se encuentra la banda?

"En plena altamar, pero muy cerca aún del punto de partida. Bitácora nos está colocando nuevamente en el radar y de momento, navegamos con buena estrella. Por ejemplo, el álbum ganó el Premio Cubadisco y su track número siete, Wendy se ha dado a conocer bastante a través de la radio".

¿Crees que exista un espacio para esta música en el contexto rockero cubano actual?

«Estoy convencido de que siempre habrá un lugar para bandas como Anima Mundi, Sociedad Habana Blues, Tesis de Menta, Odisea Mágnum, Gens, Cetros, y Extraño Corazón, solo por situar propuestas muy diferentes. En lo que para nada estoy de acuerdo es que exista un «dominio» en el contexto cubano de las sonoridades extremas. Lo que prevalece en realidad es un criterio estrecho por parte de ciertos organizadores de los festivales de rock, que solo se enfocan en una tendencia. Siempre ha existido la Agencia Cubana de Rock y al programa Cuerda Viva que por fin hay una promoción coherente y como se merecían hace años. El tocar metal, aunque ahora es casi una moda, ha existido y coexistido hace mucho tiempo con el resto de los géneros y antes era normal ver en un mismo cartel el nombre de Extraño Corazón junto al de Zeus, Escape, Agonizer, Eskoria, y muchísimos más, que compartíamos no solo escenario, sino los instrumentos y lo que fuera necesario para que el espectáculo saliera bien y el público tuviera la oportunidad de disfrutar un concierto representativo de las diferentes tendencias y estilos»

(Con información de Michel Hernández. Periódico Granma)

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next