20120609120415-estela-raval.jpg

Efectúan en Argentina honras fúnebres de la célebre cantante de Los Cinco Latinos

BUENOS AIRES.— Los restos de la voz femenina de Los Cinco Latinos, Estela Raval, que falleció el miércoles tras una larga lucha contra el cáncer, fueron velados en el Salón de los Pasos Perdidos de la Legislatura porteña y luego trasladados adonde sus familiares, amigos y allegados le dieron el último adiós.

A modo de homenaje, durante el funeral se escucharon algunos de sus temas emblemáticos. Miguel Ángel Cherutti, exproductor de la artista, también le dedicó algunas palabras: "Fue una persona maravillosa, muy humilde y siempre se preocupaba por sus compañeros. De un profesionalismo inmenso, nos dejó un gran ejemplo".

"Peleó como una leona contra la enfermedad", fueron las palabras de Mónica Romero, la hija mayor de Estela Raval, en la puerta de la Legislatura porteña. "Su última palabra fue música. Tenía todavía muchos proyectos por realizar, nunca se dio por vencida y se nos fue en paz rodeada de sus afectos". Mónica es la primera hija del matrimonio de la cantante con Ricardo Romero, trompetista que la acompañó desde sus inicios en la música hasta el final de sus días.

La exquisita voz de Los Cinco Latinos y emblema de la canción romántica en español nació el 19 de mayo de 1935 y fue inscrita como Palma Nicolina Ravallo. Inició su carrera profesional a comienzos de la década del 50 del pasado siglo con el grupo Las Alondras, pero alcanzó reconocimiento internacional como voz líder del grupo Los Cinco Latinos, creado en mayo de 1957.

Con formato de quinteto vocal, Los Cinco Latinos tuvo su mayor auge entre el año de su fundación y 1970. Luego en 1982 sobrevino un nuevo periodo con el nombre Estela Raval y Los Cinco Latinos, donde la popularidad de los años iniciales cedió espacio a la nostalgia.

La formación de partida estuvo integrada por Estela Raval (voz), Ricardo Romero (voz y trompeta), Héctor Buonsanti (voz, clarinete y saxo), Mariano Grisiglione (voz y saxo), y Jorge Francisco Pataro (voz y trombón). En 1961 el puesto de Pataro lo ocupó Carlos Antinori.

En Cuba, Los Cinco Latinos hicieron época. Tanto que por décadas se mantuvo un espacio radial exclusivamente dedicado a difundir los temas de la agrupación.

(Con información de Servicio Especial. Periódico Granma)