Facebook Twitter Google +1     Admin

Las gallinas tienen su «estrategia sexual»

20110917143736-galli.jpg

La lucha por la reproducción es una de las constantes de la vida; y ha provocado que los machos desarrollen todo tipo de tácticas, rituales de apareamiento, plumajes exóticos y bailes extraños con el fin de atraer a la hembra.

En la mayoría de las ocasiones es el macho más fuerte quien consigue ese objetivo, aunque no siempre. Ahora, un nuevo estudio procedente de la Universidad de Oxford, publicado en The American Naturalist, revela que las gallinas silvestres cuentan con una estrategia secreta que les permite seleccionar el esperma del gallo que consideren más apropiado.

El estudio se realizado con gallinas silvestres donde el tamaño de los machos es el doble que el de las hembras y en donde muchos de los apareamientos que realizan las segundas son a la fuerza. Valiéndose de su poder y tamaño, los machos las obligan a mantener relaciones sexuales con los que asegurarse su descendencia por encima de otros machos rivales. Sin embargo, y ante la fuerza del macho, la hembra ha desarrollado una estrategia secreta mucho más astuta que le permite expulsar el semen de los machos que no desea teniendo finalmente la sartén por el mango a la hora de elegir quién es realmente el gallo que las fecunda.

Como bien afirma la investigadora principal del estudio, Rebecca Dean, para las hembras "es muy importante contar con el mejor semen para fertilizar sus huevos, de manera que, si no pueden elegir al macho al principio, lo hacen después de la cópula expulsando el esperma no deseado".

Dentro de esta disputada batalla por dejar descendencia, los machos respondieron con otra técnica reproductiva: para aumentar las posibilidades de transmitir sus genes, contestaron con eyaculaciones más abundantes. Sin embargo, según la bióloga de la Universidad de Oxford, las gallinas contrarrestaron a su vez con otra estratagema,  y es que el equipo de científicos se ha encontrado con que "las gallinas expulsan una mayor cantidad de esperma cuando se trata de machos que no desean".

Una interesante lucha que deja claro que, al menos en el caso de las gallinas silvestres, el tamaño de los machos importa poco. Al final, siempre son ellas las que deciden.

(Con información de Javier Peláez, de Cuaderno de Ciencias. Yahoo)

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next