Facebook Twitter Google +1     Admin

«Estamos sentenciados por la lotería biológica»

20110513132509-frei.jpg

El prestigioso fraile dominico brasileño Frei Betto concedió una entrevista exclusiva, y expuso sus valoraciones en torno a las disparidades que marcan este mundo nuestro.

Aunque augura tener en proceso otros textos, Frei Betto confiesa ser un hombre sin demasiado tiempo para hacer muchos libros. Algunos le han llevado hasta seis años.  

Por Ricardo R. González

Foto: Liván Montiel Campos

Llegó a Santa Clara sin un mínimo de protocolo. En una tarde cuando aun le resulta inexplicable el por qué no había estado antes en una ciudad que ya la lleva entre los tesoros humanos acumulados en el lado izquierdo del pecho.

Vino de súbito a mi mente la prosa martiana: «Caen y tropiezan en lo pequeño los espíritus altos». Una especie de alegoría para recordar que la sencillez se convierte en el rasgo distintivo de aquellos verdaderamente grandes, de esos que hablan sin distancias, y miran de frente en el afán de hacer por la vida.

Pidió una visita al Complejo Monumentario Ernesto Che Guevara. Se detuvo frente al pedestal y guardó silencio. Luego recorrió el Museo, penetró en el Memorial a fin de rendir un tributo más prolongado.

Ese es Carlos Alberto Libanio Christo. Frei Betto para nosotros y el mundo. Entonces iniciamos un diálogo sin fin, de esos en que no funciona el reloj, se obvian otros compromisos, y brotan los sentimientos del alma. La reedición de Fidel y la religión, presentada durante la Feria del Libro en Santa Clara, resultó buen pretexto para alimentar un cuestionario sin ápice de premeditaciones.

— Usted ha dicho que Fidel y la religión rompió barreras, y agregaría que configuró otra visión para el necesario vínculo entre creyentes y fervientes políticos dentro de un mismo contexto ¿me equivoco?

— En principio solo pensaba hacer un librito sobre Cuba dedicado a la juventud de Brasil pues acababa de terminar la horrible dictadura. Eran tiempos en que mencionar a la isla resultaba algo en extremo prohibido, pero después de 1985 respiramos otros aire, y en ese mismo año sostuve un encuentro con Fidel en La Habana. Allí le propuse una pequeña entrevista.

«Él acepto. Preguntó la fecha de mi próximo viaje acá. Recuerdo que corría febrero… Le dije en mayo, todo quedó acordado.

«Sobre el libro agregué que quitó los prejuicios de los comunistas y el miedo de los creyentes. La gente en Cuba creía pero tenía sus temores. Los crucifijos estaban guardados, o se rezaba en solitario y a escondidas.

«Fue a partir del IV Congreso del PCC en que modificaron los estatutos. Todos los creyentes podían militar en el Partido, y muchos son católicos reconocidos dentro de sus filas. 

—Sin embargo, el término comunista, así dicho, causa aun una especie de pavor hasta con cierto matiz peyorativo.

— ¿Y cómo se le denomina a quienes se afilian a un partido de esta ideología? Lo que pasa es que constituye un vocablo utilizado mucho por la reacción, las oligarquías, y las escaladas mediáticas con un sentido discriminatorio y ofensivo, y también porque muchos, sin pertenecer a estas esferas, tienen grabada en sus mentes esta imagen y no rompe con arcaicos esquemas.

— ¿Es cierto que el nacimiento de Fidel y la religión estuvo en peligro de aborto?

— Viajé a Cuba en la fecha prevista. Estaba feliz de cumplir mi sueño, pero coincidió con el inicio de las transmisiones de Radio Martí.

«Fidel me comunicó que estaba muy ocupado, que de momento era necesario posponer el proyecto… Entonces, me sentí como el personaje de Hemingway en El viejo y el mar. Frei Betto pescando un tiburón, pero siempre me dije ahora o nunca».

— Insistió y lo logró…

— Así fue. Llamaba de manera continua hasta que él me preguntó mis verdaderos objetivos. Le leí las cinco primeras preguntas de las 64 concebidas, y enseguida ripostó: «Mañana empezamos.»

—¿A qué atribuye ese cambio de actitud?

— Estoy seguro que pensó en interrogantes más complejas y de rutina, de grandes análisis filosóficos… Yo empecé tocando las fibras humanas y parece llegué a su corazón. De la formación religiosa de su madre y de la familia, de su estancia en colegios religiosos… en fin... Me interesé por su infancia y por su vida, y creo eso lo sensibilizó sobremanera.

— Lograron 23 horas de plática repartidas en cuatro sesiones. Mientras estas transcurrían ¿pensó en el impacto de la obra?

— En parte sí. En la medida que avanzábamos tomaba conciencia de que tenía una bomba en mis manos. Por primera vez en la historia un jefe de Estado de un país socialista hablaba positivamente de la religión. No existe ningún precedente.

«Lo que nunca imaginé que tendría aquella repercusión, a pesar de que ya suma 26 años de publicado. Recuerdo las colas interminables en La Habana para adquirirlo, incluso sustentó el «mercado negro»

«Se tradujo en 23 idiomas y en 32 países que yo conozca, pues existen ediciones de las que tengo noticias, y no poseo ejemplares en mi colección. Por ejemplo, en India se publicó en tres idiomas, y no los conozco.

— A fines de los años 70, Frei Betto vivió en las favelas brasileñas. Luiz Inácio Lula da Silva le pidió que trabajara con los pobres y entre los pobres ¿Cómo incidieron estas vivencias en su espiritualidad?

— Desde joven pertenecí a un grupo cristiano que, a través de los años, actuó en alianza con los comunistas, en contra de la dictadura conservadora. Era la Acción Católica que tenía admiración por tu país y su revolución.

«Hablamos a los pobres, con los pobres, y en nombre de los pobres, pero no habíamos estado cerca de los pobres, y decidí marchar hacia un punto intermedio entre Río de Janeiro y Bahía. Cinco años de residencia, y resultó algo que cambió radicalmente mi vida, y mi manera de ser. Me consolidó como un ser humano de mayor espiritualidad, al tiempo que comprendí mejor los antagonismos de este mundo». 

— ¿Y no estaría con anterioridad ya marcado por los vendavales de su estancia en la cárcel?

— Fue la primera experiencia de acercamiento al peligro. Cumplí cuatro años de prisión durante la dictadura, y en los dos últimos me pusieron a convivir con penitenciarios comunes entre los que se encontraban bandidos, traficantes, contrabandistas…

«Vi la cara espantosa de la miseria, de sentir la exclusión de esos seres humanos, una omisión total como si fueran animales y no formaran parte del universo. Me lastimó el hecho de que nadie pensara en reeducarlos.»

— Dos de los momentos que han marcado su vida son el derrocamiento del gobierno de Salvador Allende, y la muerte de Maurice Bishop ¿Agregaría otros?

— Cada vez llueve más en el mundo, y la derrota del Frente Sandinista de Liberación Nacional también lo incluiría. Estaba como asesor de ellos durante la etapa en que se logró la victoria. Después continué mi labor en las comunidades eclesiásticas nicaragüenses compartido con la educación popular, sin apartarla de las nociones marxistas y cristianas.

«Y también me estremeció el derribo del muro de Berlín, y la desaparición de la URSS y del campo socialista en un soplo».

— ¿Es cierto que conoció a Fidel en las festividades por el primer aniversario del triunfo de la revolución sandinista en 1980, y que estuvieron conversando durante cuatro horas seguidas?

— Participé en el acto, y en Managua conocí a Fidel. Era la primera vez, y lo que preguntas es verdad. Estuvimos dialogando desde las 2:00 de la madrugada hasta las 6:00 de la mañana.

— Frei Betto figura entre las personalidades que ha apoyado la lucha por la independencia de Puerto Rico. A raíz de las protestas estudiantiles y de los fuertes enfrentamientos a las autoridades ¿cree que ya es hora de cambiar el curso de la historia en ese país?

— En este mundo se habla mucho. PR tiene el derecho a ser un estado libre e independiente. Inconcebible que elijan su senador en Washington, y ese señor tenga voz pero no voto. Entonces ¿cuál es la democracia?

«Constituye un pueblo marcado por su historia propia, con una sólida identidad cultural, con sus raíces definidas… ¿Por qué los Estados Unidos no permite que PR sea democrático y soberano?».

— ¿Confía en la democracia?

— (Una sonrisa casi ofrece la respuesta)… Imagínate que mañana aparezca en un noticiero que un grupo de hombres tomó por la madrugada una parte de California e instalaron una base cubana. Sería un escándalo, propiciaría un maratón mediático… Sin embargo, mira las paradojas, lo que dije es irreal, pero en Guantánamo sí existe una instalación, transformada en una base de tortura, y el planeta lo sigue viendo como algo rutinario, incluso en violación de acuerdos internacionales. Vuelvo a preguntar: ¿Dónde está la democracia?

«Hay 6 mil millones de habitantes que viven en la miseria, y dos de esas partes están por debajo de los límites, según informes especializados. Mas, por aquí y por allá, encuentras fenómenos ni imaginados. Entonces, estamos sorteados por la lotería biológica porque nosotros no escogemos a la familia que pertenecemos, si no que naces con la familia que te corresponde.»

— En un mundo marcado por la crisis global, los signos de la hambruna, las democracias y falsas democracias, con un medio ambiente herido y a punto de eclipsar… cinco cubanos permanecen injustamente encarcelados en celdas norteamericanas ¿Cuál es la posición de Frei Betto?

— Constituye otra prueba del cinismo del gobierno de los Estados Unidos. Ellos desactivaron planes para evitar más de 100 acciones terroristas con su trabajo preventivo, mientras otros andan por las calles de Miami sin preocupaciones, y Posada Carriles está sometido a un juicio, bastante risible, y por cuestiones menores «Dónde está la justicia?

— ¿Cuba?

— Le dije a mi primo que viene por primera vez: vas a ver un país pobre, pero muy digno. Hay mucho que arreglar y perfeccionar, es cierto; sin embargo, la nación no tiene razones para apartarse de su camino, y ustedes serán los encargados de configurar ese modelo económico porque no me caben dudas de que seguiremos pensando y haciendo por el necesario mejoramiento humano.  

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comCarlos Mohedano

Excelente entrevista Ricardo. Os felicito
Carlos Mohedano.
España.

Fecha: 13/05/2011 10:25.


gravatar.comRicardo González

Muchas gracias Carlos. Muy estimulante su comentario. Gracias
Ricardo.

Fecha: 14/05/2011 07:19.


gravatar.comMinoska

Excelente Caro, como siempre, gracias por la entrevista

Fecha: 17/05/2011 13:34.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next