Facebook Twitter Google +1     Admin

Domingo en la Patria

20110501195123-desfile-priemro-de-mayo-rbv-40-large-.jpg

Por Ricardo R. González

Foto: Ramón Barreras Valdés

Lo vivido este domingo en una ciudad llamada Santa Clara, en el propio centro cubano, hizo revivir lo escrito por el poeta al describir sus sentimientos bajo un «especial domingo». Así, miles de relojes se confabularon para sonar casi al unísono, y levantar a gente digna en el Día del Proletariado.

Primero de Mayo en la Plaza de la Revolución Ernesto Che Guevara. La voz de Salvador Valdés Mesa, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), irrumpió para resaltar conquistas, asumir retos, y seguir conquistando el futuro.

Después, comenzó una marcha gigantesca que tuvo como protagonistas a 17 sindicatos. Nadie mejor que esos héroes del trabajo dignificantes de la obra cotidiana, para decir, en el inicio, aquí estamos, y dar paso al bloque de la Defensa, portador de 50 insignias de la Patria e igual número de las representativas del 26 de Julio.

Junto a ellos y a todos Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, el Comandante del Ejército Rebelde Víctor Bordón Machado, Julio Lima Corzo, máximo dirigente político en los predios, entre otros dirigentes, e integrantes de la Asociación Combatientes de la Revolución Cubana, de las FAR, el MINNIT, y las organizaciones políticas y de masas.

Y es que ese es mi pueblo, el que revivió la campaña de alfabetización, con lápices y cartillas presentes en la marcha, a través de los afiliados a la Educación, los que visten a la Ciencia con una mirada al futuro, aquellos que nutren la cultura para alimentar la espiritualidad, los azucareros cumplidores de su plan de producción y llevan resultados al Che, los de la Salud que hacen proezas por devolver el tesoro más preciado existente para el ser humano...

Son solo pinceladas de este domingo en Santa Clara. Las vivencias de los más de 140 mil proletarios que, en representación de toda Villa Clara, asistieron para demostrarle al mundo lo grande que somos.

Y nada mejor para el cierre que un bloque gigante con la garantía del mañana. Jóvenes de los diferentes niveles de enseñanza que reafirmaron la certeza de que vienen a ofrecer su corazón, de proseguir las sendas de la continuidad, porque son ellos el mundo de esperanzas que está por venir.

Desde lo alto del pedestal el Che y su Destacamento de Refuerzo miraban a su pueblo. Otro Primero de Mayo, otra jornada en la que cinco cubanos no pueden desfilar porque están encerrados injustamente en cárceles norteamericanas. Ya es tiempo de justicia, mas saben que estaban entre su pueblo, entre esos nuestros que hicieron vivir un domingo en la Patria.

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next