Facebook Twitter Google +1     Admin

Logra Villa Clara la mortalidad infantil más baja de Cuba

20110101125130-mortalidad-webblog.jpg

Una tasa de 2,5 por mil nacidos vivos permite, además, los menores registros en la historia de una provincia.— Tres municipios concluyen en cero.— Tampoco se reportan decesos maternos.

Ricardo R. González

Foto: Carlos Rodríguez Torres

Una de las mejores noticias que trajo las últimas horas de 2010 fue protagonizada por los trabajadores de la Salud en Villa Clara al lograr la tasa de mortalidad infantil más baja de Cuba, y el menor registro en la historia de una provincia.

La cifra preliminar consigna 2,5 por mil nacidos vivos (4,4 en el precedente), con solo 20 fallecidos menores de un año, y la ausencia de decesos en Quemado de Güines, Encrucijada, Camajuaní, y la zona del Plan Turquino Bamburanao.

Tampoco se lamentan muertes maternas en un período que aportó más de 8 mil nacimientos, similar a lo alcanzado en 2009.

Hasta el 29 de diciembre, después de nuestra demarcación se ubicaba Holguín, con 3,1, seguida por Cienfuegos (3,7), Matanzas (3,8), aunque el municipio especial Isla de la Juventud acumulaba 2,8.

Según precisiones de la doctora Belkis Lorenzo González, al frente del Programa de Atención Materno Infantil (PAMI) en el territorio, es destacable el municipio de Santa Clara por su estabilidad en el trabajo, y culminó con 2,4 por cada mil nacimientos, lo que resulta notorio ante las complejidades de una capital provincial.

Todo ello fue posible por el vínculo entre la atención primaria y secundaria, el esfuerzo de las unidades de cuidados intensivos, los servicios de ginecobstetricia y neonatología, el aporte de los centros de genética, y la sala de cuidados especiales del hospital Mariana Grajales.

De importancia, además, la intersectorialidad con otras entidades, el apoyo de las organizaciones de masas, sin descartar la labor de los 29 hogares maternos y el grupo de especialidades en función del PAMI.

Villa Clara tiene un índice de bajo peso al nacer de 4,1 ante el 5 % permisible; sin embargo, su talón de Aquiles se presenta en los registros de mortalidad preescolar (1 a 4 años) y escolar (5-14) que incrementan los fallecidos a causa de los accidentes, sobre todo los del tránsito, a lo que se suman, también, las enfermedades malignas.

La provincia experimenta en los últimos años las siguientes tasas de mortalidad infantil: 2000 (5,0); 2001 (6,2); 2002 (4,5); 2003 (5,9); 2004 (4,6); 2005 (4,2); 2006 (4,6); 2007 (5,5); 2008 (3,3), y el 2009 que cerró con 4,4 por cada mil nacimientos. 

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next