Facebook Twitter Google +1     Admin

«El mundo reclama sueños y esperanzas», afirma presidenta de la FDIM

20101223133701-marcia.jpg

Marcia Campos, presidenta de la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM).

Por Ricardo R. González

Foto: Carlos Rodríguez Torres

Aunque lleve pasaporte brasileño y defienda sus colores, Marcia Campos se siente cubana de sentimientos y de corazón.

Desde hace años preside la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM), y no se cansa de repetir su orgullo de vivir en esta América, convulsa y con problemas, pero nuestra. Un continente que puede generar esperanzas para el resto del mundo.

Este viaje a Cuba tiene matices especiales en el marco del aniversario 65 de la FDIM, y del cumpleaños 50 de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), como organización que le ha aportado, sobremanera, a las causas de las féminas del universo.

«Por ello, existe una evocación perenne a Vilma (Espín) quien asumiera la vicepresidencia de la FDIM en la lucha por la igualdad, y Cuba es un fiel ejemplo.»

Acompañada de un grupo de mujeres progresistas de varias naciones que constituyen defensoras de los derechos humanos y representantes de los sectores más avanzados, Marcia estuvo en Santa Clara para adentrarse en las conquistas de las villaclareñas a través de la organización que las agrupa.

«Es hermoso constatar cómo las cubanas se desarrollan en la sociedad, su capacidad para enfrentar difíciles encomiendas en la gestión de Gobierno, en los perfiles educacionales y de salud, y en ese quehacer diario dentro de un país bloqueado por cinco décadas, y sin embargo, continúan mirando hacia delante. Así, son capaces de demostrar su grandeza e imponerse a las adversidades más complejas.»

Deseosa de que en Brasil existiera algo similar a la FMC, Marcia considera que la emancipación femenina no es asunto de campañas.

«Demanda acciones profundas que consoliden nuestra imagen, una unidad encaminada a la defensa de nuestros derechos como algo cotidiano.»

Admiradora de la obra de Fidel Castro, siempre se preguntó las causas del por qué la gente quiere abrazarlo, tomarse fotos con él, y seguir cada uno de sus pasos.

«Desde hace mucho encontré respuestas. Es un verdadero líder, de esos que hubiera querido para mi país, aunque el camino comenzó a despejarse con el gobierno de Lula, y ahora Dilma (Rousseff) sigue sus sendas, pero el caso de Fidel resulta un estadista máximo con dimensiones mundiales.»

Durante la estancia en la capital villaclareña las representantes de la FDIM visitaron el Complejo Escultórico Ernesto Che Guevara donde reposan los restos del Guerrillero de América y su Destacamento de Refuerzo. 

«Che es otro ejemplo, una guía para los cambios que reclamamos en este siglo, y el incentivo de que sí podemos transformar la realidad con el concurso de todos.»

—  Si tuviera que definir las proyecciones de la FDIM dentro de las complejidades en que vive el mundo?

— Una organización marcadamente antiimperialista que defenderá —y defiende— a las mujeres y a las causas justas del Planeta. Entre ellas, la libertad de los Cinco Héroes cubanos encarcelados en los Estados Unidos.

Tenemos que penetrar en los foros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y en cuanto espacio tengamos para exigir la liberación y el cese del bloqueo a Cuba como formas de hacer justicia.

Esta no resulta una lucha unilateral. Se convierte en un deber de quienes piensan en el progreso hacia un mundo mejor».  

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next