Facebook Twitter Google +1     Admin

Los peces machos prefieren a hembras de aleta grande

20101012133020-peces.jpg

BBC Mundo

Los peces parecen preferir hembras con aletas pélvicas grandes y ellas han aprendido a hacer alarde de esa característica, según un estudio.

Las hembras agitan su aleta pélvica para cortejar al macho.

Aunque se sabe mucho de las características masculinas que influyen en la selección sexual, no se tiene tanto conocimiento de las características femeninas.

Ahora, por primera vez, biólogos descubrieron que los machos de los peces cíclidos prefieren a hembras con aletas pélvicas "generosas".

La aleta, dicen los científicos, es una característica que indica una buena condición física y una mejor pareja potencial.

Esto, dicen los investigadores en la revista Evolutionary Biology (Biología Evolutiva) ha provocado que las hembras desarrollen aletas pélvicas de tamaños desproporcionados con el resto de su cuerpo.

Los investigadores de la Universidad de Bonn, Alemania, estudiaron los efectos de la ornamentación femenina en las hembras de la especie Pelvicachromis taeniatus, un pez originario de África muy común como pez de acuario.

Tal como señala Sebastian Baldauf, quien dirigió el estudio, "las características masculinas que influyen en la selección sexual son un fenómeno bien conocido".

"Pero la expresión de la ornamentación femenina en relación con el tamaño corporal está casi totalmente inexplorado".

Según los científicos, éste es el primer estudio que investiga la alometría -la relación entre tamaño y forma corporal- de un ornamento femenino, en este caso el tamaño de la aleta pélvica de las hembras P. taeniatus.

Mejor condición física

Los científicos descubrieron que estas hembras desarrollan aletas pélvicas excesivamente grandes que difieren de las aletas de los machos tanto en forma como en color.

El pez molly usa su bigote para atraer a las hembras.

También son mucho más grandes que el resto de las aletas de las hembras: la dorsal, anal y pectoral.
"Durante el cortejo -dice el estudio- las hembras agitan sus aletas pélvicas color violeta, lo que sugiere que la aleta es utilizada de forma activa durante la elección de pareja".

Los científicos encontraron que "es claro que los machos prefieren a hembras con aletas pélvicas más grandes y que estas aletas crecen en forma desproporcionada a las otras aletas de la hembra".

Los científicos creen que la selección sexual en las hembras pudo haber influido en la evolución de una aleta pélvica femenina mucho más grande.

"Los machos quizás se benefician al ser tan exigentes" dicen los autores.

"Nuestros resultados muestran que el tamaño de la aleta pélvica en las hembras está positivamente relacionado a la condición física".

Una aleta pélvica grande revela una calidad individual, explican los científicos. Las hembras con mejor condición física pueden tener menor riesgo de mortalidad por enfermedad o hambre durante la reproducción y sus hijas, a su vez, serán más atractivas para los machos de la siguiente generación.

Un estudio reciente encontró que el pez molly mexicano (Poecilia sphenops) posee una extravagante estructura parecida a un bigote que hace a los machos más atractivos sexualmente para las hembras.

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next