Facebook Twitter Google +1     Admin

Destacan labor de las Casas Mujer y Familia en Villa Clara

20100904132922-logo-fmc-web.jpg

A punto de cumplir dos décadas de trabajo, el próximo 8 de septiembre.

Por Ricardo R. González

Dijo Gardel que «20 años no es nada»; sin embargo, para las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia (COMF) villaclareñas significa contribuir a la solución de múltiples problemáticas individuales y comunitarias en el afán de perfeccionar la sociedad.

La iniciativa correspondió a la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) en el territorio que vio nacer la primera experiencia de su tipo en el país, aquel 8 de septiembre de 1990, en Santa Clara, cuyo antecedente lo tuvo en las investigaciones realizadas por los integrantes de la cátedra Mujer y Desarrollo, de la universidad pedagógica Félix Varela.

Hoy la modalidad se extiende por todos los municipios cubanos, y para Yolanda Ferrer Gómez, secretaria general de la organización femenina en el país, constituye uno de los instrumentos de trabajo más efectivos que recibe el apoyo de unos 9 mil colaboradores y profesionales de todas las especialidades de forma voluntaria.

«Esta propuesta de Vilma (Espín) resulta un logro de la FMC, y la experiencia villaclareña es muy notoria», destacó la dirigente.

Según valoraciones de Mayelín Díaz Rodríguez, integrante del secretariado provincial de la FMC, y Yadira Saavedra Rodríguez, funcionaria de la esfera de Trabajo Comunitario, más de 4 millones de coterráneos han recibido los servicios de las Casas en sus 20 años de existencia, incluido hombres que asisten en busca de respuestas.

La ayuda profesional a problemáticas de la vida contemporánea relacionadas con las féminas, su entorno familiar, los jóvenes y adolescentes, así como aspectos concernientes a la pareja, la educación y la formación de los hijos figuran entre las líneas de trabajo.

Aparecen, también, las consultorías individuales de VIH-SIDA o aquellas relacionadas con las adicciones, la educación sexual, o programas de adiestramiento con nociones de peluquería, corte y costura, aprendizaje de idiomas, cosmetología, y cursos de vialidad y tránsito, entre otros.

Novedad de las COMF han sido los Tribunales de Familia, cuya experiencia se fortalece en Santa Clara y Placetas dirigida a la mediación ante diversas irregularidades relacionadas con los menores, en tanto existen proyectos de colaboración, auspiciados por el Fondo de Naciones Unidas, encaminados a la prevención del Virus de Inmunodeficiencia Humana y la tuberculosis.

Uno de los fundamentos de dichos colectivos descansa en la proyección del trabajo comunitario con el propósito de encauzar hacia mejores patrones que induzcan al pleno ejercicio de la igualdad femenina o a la convivencia necesaria para asumir nuestro tiempo.

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next