Facebook Twitter Google +1     Admin

Navegar por los huesos

20100612132015-s6300637.jpg

La densitometría ósea (DXA) posibilita el dictamen certero de la osteoporosis, la detección en su etapa precoz o el riesgo a sufrir fracturas derivadas de este padecimiento.

Por Ricardo R. González

Fotos: Carlos Rodríguez Torres

Un potente corset sujeta la anatomía de Mercedes Hernández Nuñez luego de 15 años bajo los efectos de esa artritis reumatoide que derivó en osteoporosis (OP).

 

Los continuos dolores indicaban una especie de luz roja en su vida. Después aparecieron la crisis de columna vertebral, tres fracturas y el aplastamiento de cuatro vértebras en este sostén del organismo.

 

No faltan, desde entonces, tratamientos permanentes a base de esteroides, vitaminas y calcio ante la intensidad de los síntomas que impiden el deambular placentero. Su rodilla derecha bien lo sabe, y ya resultan visibles las deformidades en las manos.

 

Hace solo unos días la paciente pasó por el densitómetro óseo, instalado en el hospital universitario Arnaldo Milián Castro, de Villa Clara, cuyo abanico posibilita medir la densidad mineral de los huesos, su descalcificación, diagnosticar la OP o avizorar el riesgo de las fracturas, a tenor de la edad, el peso corporal, los antecedentes familiares de fracturas osteoporóticas y aquellas cuestiones relativas a los patrones o estilos de vida.

 

Para el licenciado en Imagenología Orlando Fuerte Borroto la densitometría ósea (DXA) constituye una novedad científica sustentada en varios protocolos que precisan la existencia o no de irregularidades diversas en la masa de los huesos.

 

«Estudios del cuerpo entero o de secciones específicas como el fémur, la propia columna vertebral, las caderas, los codos, el antebrazo, las rodillas, las manos o los pies con una modalidad muy certera que luego de 20 ó 30 minutos determina, de una sola vez, si existen deficiencias», explica quien está al frente del equipo por la parte técnica.

 

Y cuando hablan de población de riesgo incluyen a las mujeres mayores de 65 años, las premenopausicas marcadas por deficiencia estrogénica, quienes presentan una menopausia precoz y las fumadoras.

 

No obstante, existen afecciones causantes de OP secundaria cuya lista incluye el hiperparatiroidismo primario, las enfermedades inflamatorias crónicas, el hipertiroidismo, la malabsorción intestinal y las provocadas por inmovilizaciones de larga estadía.

 

FOTOGRAFÍA DIFERENTE

 

La DXA es un retrato distinto. Penetra en el interior del organismo y determina si existe descalcificación leve (osteopenia) o su expresión más severa u osteoporosis.

 

El costo de la tecnología supera los 300 mil dólares, sin resultar impresionante como otros dispositivos ni tampoco semejante a una nave cósmica. Una camilla y una torre forman el centro del equipo situado en un moderado salón, y separado por una pared que da acceso a la computadora procesadora de la imagen en estudio. Si indica una barra roja existe la OP, en tanto la amarilla refleja la descalcificación leve, y la verde reserva valores normales. 

 

El personal designado cumplió su adiestramiento en el hospital Hermanos Ameijeiras, de la capital cubana, a fin de dominar esta técnica basada en la radiografía digital a modo de imagen.

 

Los exámenes no imponen preparación previa por parte del paciente. Resultan rápidos, no invasivos y sin aplicaciones de sustancias contrastantes. La única observación es que el paciente permanezca inmóvil durante el tiempo en que esté sobre la camilla.

 

Alfredo Martínez Vera, uno de los ingenieros de Electromedicina que junto a su colega Jesús Alfonso González participa en el montaje y seguimiento tecnológico, alude al mecanismo habilitado, también, para valoraciones en niños, adaptado a los patrones de la infancia dentro de un mundo en que las cifras alarman.

 

Sobre todo al conocerse que el costo de una cirugía de caderas y prótesis demanda entre 4 mil 500 y 7 mil dólares en una era que habla de casos de OP hasta en menores, mientras los tratamientos resultan caros ante una epidemia incrementada a diario.

 

Baste decir que solo el hospital Arnaldo Milián practicó 63 operaciones de cadera del primero al 21 de marzo pasado cuando el promedio, en un mes, se inscribe entre 50 y 60 ingresos, sin hablar en muchos casos de complicaciones que conllevan a desenlaces fatales.

 

Por ello, la doctora Zoe González Otero, responsabilizada con el Grupo Provincial de Reumatología, insiste en el cambio de los patrones de vida como forma de prevenir la OP.

 

«La práctica de ejercicios físicos, una dieta con vegetales incluidos, y la eliminación de hábitos tan dañinos ejemplificados en el exceso de café, el tabaquismo y el alto consumo de alcohol son sugerencias para no olvidar.»

Si bien ya existe la DXA en los predios vale aclarar que su utilidad no tendrá carácter masivo. Será destinada a personas remitidas por los especialistas acreditados en las áreas de Salud a la consulta multidisciplinaria establecida en la propia institución donde funciona el equipo.

 

Villa Clara resulta la provincia de mayores expectativas de vida en el país. Darle más vida a la vida deviene máxima para enfrentar nuestro día a día, a pesar de que existan modernas tecnologías capaces de navegar por los huesos. 

 

MEMORÁNDUM

— El densitómetro analiza el sistema óseo en su integralidad o por secciones separadas gracias a softwares combinados con rayos láser y rayos X que posibilitan visualizar las estructuras mediante computadoras.


— La densidad de esos huesos es comparada con un valor promedio tomado de personas sanas de acuerdo a la edad, sexo y tamaño. La confrontación de resultados es esencial a fin de determinar el riesgo de fracturas y el estado de osteoporosis en un individuo.

 

— Entre las indicaciones comunes figuran las mujeres postmenopáusicas candidatas a tratamiento hormonal sustitutivo. También cuando existen sospechas de fractura o aplastamiento vertebral en la radiografía convencional, sin excluir el tratamiento prolongado con corticoides y el seguimiento de la evolución de la osteoporosis tras la instauración de tratamiento.

 

— Una DXA provoca índices de radiaciones mínimos (22 veces inferior a la de una radiografía de tórax. La única contraindicación aparece en mujeres embarazadas debido al efecto de las propias radiaciones.

 

 

CONTRASTES

 

— En los últimos 30 años la OP se le ha denominado como epidemia silente o intolerable que incide entre los graves problemas de salud en el mundo por el progresivo envejecimiento de la población, y sorprende que para el 2050 ocurrirán unos 6,6 millones de fracturas atribuibles al padecimiento.

 

— Los Estados Unidos gasta anualmente 10 mil millones de dólares como consecuencia de la afección, y según estimados alcanzará 62 mil millones en los próximos 20 años. 

 

— Canadá invierte 1,4 millones. Estos cálculos obedecen a cerca de 25 mil fracturas promedio por año. De estas, el 70%  fue por osteoporosis, y falleció el 20 % debido a diversas  complicaciones.

 

— El último dato en Cuba data de 1997. Registró 118,7 fracturas de cadera por cada 100 mil habitantes con más de 60 años, y se considera que falleció de un 12% a un 20% de los ancianos afectados, mientras un 20% de los que sobreviven  manifiesta algún tipo de invalidez.

 

— Según los especialistas, la DXA es considerada un lujo en el universo. Su costo depende del área geográfica y del rango del centro que la realiza, aunque cada estudio llega hasta los 100 dólares. Sin embargo, en muchos lares la indican por complacencia a fin de nutrir los bolsillos particulares, sin tener en cuenta los riesgos derivados de la radiación.

¿Tenemos o no nuestras Razones?

 

 

 

 

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next