Facebook Twitter Google +1     Admin

Copa Mundial de Fútbol 2010 (Parte II)

20100601182804-sudafrica-2010-2.jpg

¿Cielito lindo en francés?

 

La periodista Mayli Estévez Pérez considera que el Grupo A del venidero Mundial de Fútbol se vislumbra bien parejo. ¿Qué opina Ud?

 

 

Por: Mayli Estévez Pérez

 

El «más universal de los deportes», ese que junta multitudes y paraliza corazones a lo largo de 90 minutos tiene cita mundial en Sudáfrica este año. El verano cubano se verá refrescado por una oleada de colores, que si la Comisión Nacional de Béisbol lo permite, y no hace coincidir fechas con la selectiva, cerrará con un buen cóctel del nacionalísmo béisbol. 

 

Pero a cuenta y riesgo, y amparada en que nada es más angustioso que esperar un mundial de fútbol sin analizar posibilidades, expectativas y hasta atreverse a proponer ganadores, versa este comentario. Ahora, como precalentamiento, las fases de grupo en algunos apartados se muestran al rojo vivo, y el «A», como delantera del Mundial tiene buenos argumentos.

 

Para conformar la cuarteta, el bombo que rodó el pasado 4 de diciembre en Durban encalló dos veces en Latinoamérica para medir a mexicanos y uruguayos, mientras por el viejo continente el sitio les tocó a los infiltrados franceses y el grupo lo cierran los anfitriones, quienes no sudaron la camiseta para clasificarse, pero tienen lo suyo.   

 

Si la revisión se hace desde adentro, los de casa tendrán poco tiempo para compartir con su afición, pues parece que Sudáfrica, la llamada nación del arcoiris tiene contados sus días. Pero los «bafana bafana» también tienen un extra que impresiona, y de eso grandes favoritos como Brasil y España, guardan desde la Copa FIFA Confederaciones 2009, algunas experiencias. Seguro recuerdan como el pase a la final de la verde amarela estuvo pendiente de un hilo frente a los africanos el año pasado en esta competición, cuando por la mínima derrotaron a los del «arcoiris».

 

¿Un partido malo lo tiene cualquiera o los anfitriones del Mundial tienen sus dotes? Aun con la consabida justeza de que no hay rivales pequeños y que tendrán como DT a un grande como el brasileño Carlos Parreira (guió al gigante sudamericano al triunfo en Estados Unidos, 1994) los locales tendrían que dar la sorpresota de su vida, para pasar a la segunda ronda.  

 

Aquí se vislumbra Francia como favorito, ya que a pesar de la mano de Thierry Henry —que fue el colofón de una pésima etapa clasificatoria para los galos—contra los irlandeses, es sin duda la de más historia y resultados en competencias de este tipo. Los «bleus» tienen 12 apariciones y de ellas dos con asiento en la final e igual número con la de bronce, y si eso no le convenciera, porque el curriculum no marca goles, tal vez los nombres de Toulalan y Diarra en el medio campo o Franck Ribery y Henry en las puntas, le digan mucho más.

 

Pero donde el partido se pone tenso, es en la lucha por el segundo cupo, que lamentablemente, pinta a disputarse entre dos seleccionados de Latinoamérica, y en la cual hay criterios reservados, porque tanto México como Uruguay, tienen calidad sobrante para llevárselo.

 

Los charrúas tienen en su aval dos campeonatos del orbe e igual cantidad de triunfos en juegos olímpicos, antes que apareciera oficializado en 1930 un mundial (ese es el motivo por el cual, Uruguay tiene en su escudo cuatro estrellas), pero hace tanto tiempo de esas luces, que las actuales generaciones siguen esperando su propia explosión.

 

En lo personal, me arriesgo por el Tri, que sigue alentada por el veterano Cuauhtémoc Blanco, y excelentemente dirigida por Javier Aguirre. Los aztecas son los soberanos de la CONCACAF al reunir 14 presentaciones en Copas Mundiales (más que ningún otro equipo de esta zona) y ambiciona en esta ocasión sobrepasar su mejor posición histórica, un sexto lugar obtenido en 1970 y 1986 respectivamente. La última vez que estos equipos latinos se enfrentaron fue en la Copa América 2007 en la lucha por el tercer puesto, y los mexicanos vencieron a los rioplatenses.

El grupo que le continúa en esta serie, el «B» tiene un favorito cantado, pero dejemos ese tema para el siguiente análisis, mientras, sueñe escuchar rancheras en francés, y tal vez encuentre motivos suficientes para respaldarme la opinión.

 

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next