Por Ricardo R. González

Fotos; Ramón Barreras Valdés

Los 18 trabajadores del Departamento de Medicina Nuclear despiden el año con resultados satisfactorios al utilizar la gammagrafía o prueba de imagen para diagnosticar determinadas afecciones relacionadas con el aparato endocrino, óseo, respiratorio y renal.

Cerca de 22 mil pacientes recibieron sus bondades en un servicio de alcance territorial (desde Villa Clara hasta parte de Ciego de Ávila) y abierto en determinados momentos al oriente cubano debido a las dificultades tecnológicas en el equipamiento de aquella región.

Para el Dr. Carlos Alberto Hernández Rodríguez, al frente del Departamento perteneciente al hospital universitario oncológico Celestino Hernández Robau, el método resulta muy eficaz en la detección de la metástasis ósea debido a que admite un período de conocimiento de hasta un año de antelación en el sitio donde va a implantarse.

«Incluso sin haber ofrecido manifestaciones clínicas sirve como elemento importante para el seguimiento y planificación del tratamiento a este tipo de paciente», subrayó el galeno.

Otras especialidades también encuentran utilidad en el servicio como la reumatología, ortopedia y traumatología que envían casos de interés para realizar una pesquisa óseo-nuclear en lesiones reumatológicas y óseas degenerativas que no son visualizadas a través de otros métodos.

Para 2019 incluiremos nuevas posibilidades terapéuticas destinadas a mujeres portadoras de cáncer de mama,

El espectro incluye gammagrafías renales, tanto desde el punto de vista funcional como morfológico, para el seguimiento de padecimientos urológicos y uronefrológicos remitidos por instituciones hospitalarias.

Los estudios de tiroides completan este servicio después de aplicada la cirugía, sin descartar otras modalidades para aquellos que no estén operados.

La dependencia dispone del Laboratorio de Riesgo que atiende, entre otros perfiles, los marcadores tumorales como estudios específicos encaminados a detectar y dar seguimiento a afecciones de mama, de ovarios y colon.

Su especialista principal, Enma González Rivera, precisó que los exámenes más frecuentes recaen en la hormona tiroidea que acumula la afluencia mayor de pacientes al totalizar 18 mil 420 en el año.

La sección cuenta, además, con la Sala de Radioterapia Metabólica diseñada para la administración de yodo en tratamientos. En el año han ingresado 78 enfermos de la región central y oriental bajo condiciones de aislamiento total durante tres días a fin de eliminar el 70 % del elemento químico incorporado al organismo, al decir de la licenciada Nery Callejas Castro, al frente de esta unidad.

El Dr. Hernández Rodríguez informó que para el año entrante incluirán nuevas posibilidades terapéuticas destinadas a mujeres portadoras de cáncer de mama, mientras aparecerán otras técnicas que ofrezcan una imagen tridimensional del órgano a estudiar a fin de facilitar los diagnósticos mediante una tecnología considerada entre las más avanzadas del mundo.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/riciber91