Tina Turner, la reina del soul, produce un musical sobre su vida, un recorrido que no ha sido nada fácil, pero en el que también ha habido un hueco para triunfar

Anna Mae Bullock, más conocida como Tina Turner, es uno de los mitos de la música. Su carrera empezó en los años 60 del pasado siglo junto al que fue su marido, Ike Turner. Ha tenido una vida marcada por impedimentos, tanto personales como profesionales que, sin embargo, supo superar y se ha convertido en la predecesora y espejo de otra diva como Beyoncé.

Nacida en Nutbush, Tennessee en 1939, su carrera musical empezó cuando conoció al guitarrista del grupo Kings of Rhythm, Ike Turner, un pionero en el mundo del rock and roll que más tarde sería su marido. Se casaron en 1962 y, cuatro años más tarde, lanzaron su álbum River Deep, Mountain High. Este trabajo incluía el sencillo de Proud Mary que en un principio no tuvo importancia en los Estados Unidos, pero en Inglaterra se volvió masivo alcanzando el número cinco en las listas de éxitos. En 1971 remasterizaron el tema y esta vez sí tuvo mucha presencia en su país alcanzando el número cinco en las listas, lo cual les permitió ganar sus dos primeros premios Grammy. Ella, sin embargo, cuenta con once galardones de esta categoría, entre otros muchos, y es una de las artistas que más discos y entradas de conciertos ha vendido.

La artista y el fallecido Ike Turner, estuvieron casados durante 16 años, pero ese dúo se convirtió en una pesadilla para Tina, pues afirmaba que vivió «entre violencia y palizas continuas» por parte de su esposo.

Al no cesar los apaleamientos y las bofetadas, decidió huir de Ike durante dos años hasta que, en 1978, firmaron su divorcio.

Después de su separación, llevó a cabo varios trabajos sin mucho éxito, aunque uno de ellos, producido con ayuda de Bowie: «Let’s Dance» (1982), supuso el regreso de la gran diva. En 1984 fue el culmen de su carrera con el álbum «Private Dancer», que vendió más de 20 millones de copias.

Su retirada del mundo de la música se produjo en el año 2000 cuando tenía 61 años. Se despidió manteniendo su fuerza vocal y con una gira de 95 actuaciones extendidas por Estados Unidos y por el Viejo Continente.

Además la cantante estadounidense tiene también un record mundial por ser la única intérprete en llenar por completo el estadio de fútbol de Maracaná, en Río de Janeiro, que tiene capacidad para 180.000 personas en un concierto, en 1988. Hecho que solo ha conseguido igualar Paul McCartney en 1990.

Turner ha estado viajando a Londres en las últimas semanas para la producción de un musical sobre su vida que se estrenó el 17 de abril en el Teatro Aldwych de la capital británica. La estrella, a sus 78 años, ha estado presente en todo el proceso de creación y también en los «casting» y en los ensayos.

«Tina no quería que convirtiéramos su vida en un cuento de hadas», afirmaba Phyllida Lloyd, directora del musical, en el británico The Telegraph.

Por supuesto, no se perdió el estreno y la propia protagonista de la historia dijo que se había visto reflejada en la protagonista, la actriz y cantante estadounidense nacida en Virginia, Adrienne Warren, que tiene 30 años, y que el mensaje que quería transmitir el musical es: «el veneno se puede convertir en medicina», según recogía la revista estadounidense People.

(Con información de Ana Fernández Alonso. Diario de León)

LA VIDA COMPLETA DE TURNER

La carrera de Tina Turner abarca más de cinco décadas y su aportación al rock le ha valido, entre otros, el título de ‘Reina del rock and roll’. Cuando acabó el milenio Tina había logrado 27 Top10 en las listas estadounidenses y más de 180 millones de copias vendidas en el mundo. Su turbulenta vida junto a Ike Turner fue la trama de un film biográfico en 1993 y llena de vigor y energía, a los sesenta aún mostraba pletórica su eterna juventud y sus increíbles piernas a nuevas audiencias.

Una de sus últimas presentaciones a los 77 años.

Nacida como Ana Mae Bullock, se crió en Nutbush, no muy lejos de donde nació, donde vivió con su familia en una casa de dos habitaciones. Su padre era el capataz de una granja y poseían un gran jardín y animales, por lo que Tina pasó una infancia feliz y sin necesidades. Más tarde la familia se mudó a Oak Ridge (Tennessee) en busca de los empleos que prometió el gobierno estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial. Anna Mae vivió con su abuela materna y, cuando esta murió en 1956, volvió con su madre y su hermana Alline a St. Louis (Missouri).

Su talento musical ya había emergido años antes, pero fue en St. Louis donde conoció a Ike Turner, con quien se casaría en 1960. Su colaboración musical comenzó en el Club Manhattan del este de St. Louis. Inicialmente, Tina actuaba con el nombre de Little Anna y cuando su primer hit, ‘A fool in love’, comenzó a escalar las listas de R&B en 1960, Ike decidió reinventar su banda y colocar a Tina como la cabecera del espectáculo. Comenzaron una gira nacional como Ike & Tina Turner Revue y siguieron grabando singles de éxito como ‘I idolize you’ (1960), ‘It’s gonna work out fine’, ‘Poor Fool’ y ‘Tra la la la la’.

Durante los años sesenta, fueron teloneros de los Rolling Stones y en 1966 Tina grabó el tema ‘River deep, mountain high’, producido por el legendario Phil Spector, que la introdujo en el mundo pop. El tema, con la típica sobreproducción de Spector y en el que Tina hace una de las mejores interpretaciones de su vida, lamentablemente, no fue un éxito en Estados Unidos. Algunos atribuyeron el fracaso a que la industria, tras 26 hits consecutivos de Spector en las listas, estaba algo cansada de los éxitos del excéntrico productor. Tina en su autobiografía comentaba que “era demasiado pop para los negros y demasiado negro para el pop. Nadie le dio una oportunidad. Aún así me siento orgullosa de haber participado. Con ‘River deep’ demostré de lo que era capaz”.

En cambio, en Inglaterra, ‘River deep, mountain high’ sí fue un éxito, alcanzando el nº3 de las listas y permaneciendo 13 semanas en ellas

Ike & TIna Turner seguían ofreciendo shows vibrantes cargados de sexualidad que transmitían Tina y las Ikettes (un trio vocal femenino) en escena con sus bailes y movimientos en temas como ‘I want to take you higher’ y ‘Come together’ (1970). En 1971, con su versión de ‘Proud Mary’ lograron un Top5 tanto en las listas de R&B como en las de pop. Su último Top40 en las listas fue ‘Nutbush city limits’ en 1973.

ke intentó lanzar a Tina como cantante en solitario y en 1974 se publicó ‘Tina Turns the Country On!’, en el que interpreta temas de Dylan, Kristofferson, Dolly Parton y Hank Snow. Aunque Tina obtuvo una nominación a un Grammy por él, fue un fracaso comercial. Un año después, tras su participación como la ‘reina del ácido’ en la película ‘Tommy’, se grabó el álbum ‘Acid Queen’, en el que además del tema de Pete Townshend, cantaba temas de los Stones y de Ike Turner.

Pero como se sabría después a través de su autobiografía Tina llevaba años soportando un abusivo maltrato físico y emocional por parte de su pareja. Este llegó a un límite en 1976, cuando al comienzo de una gira nacional en Dallas, Ike y Tina tuvieron un violento enfrentamiento. Tina no aguantó más y con 50 centavos en el bolsillo y sin tiempo para recoger sus cosas, desapareció. Un mes más tarde presentó una demanda de divorcio y la pequeña fortuna que recibió la tuvo que emplear en pagar las demandas que habían puesto los promotores de la gira por no haber cumplido los contratos. Esto la volvió a dejar sin blanca, pero Tina continuó decidida a hacer carrera en solitario.

Desde 1987 Tina vive en Zürich (Suiza) con su novio alemán Erwin Bach, un productor discográfico con quien se casó en 2013.

En 1977 se instaló en Londres y pasó el resto de la década viajando y trabajando por Europa. En 1978 grabó el álbum ‘Rough’ que, como el anterior, contenía temas más orientados hacia el rock. Sin embargo, tampoco obtuvo éxito comercial. Tina contrató a Roger Davies como mánager en 1979 y en 1981 estaba de vuelta en Estados Unidos, realizando giras con los Rolling Stones y haciendo renovados esfuerzos por revitalizar su carrera. Lo logró en 1984 cuando su álbum ‘Private Dancer’ alcanzó el Top5 de las listas y generó tres singles que fueron Top10, entre ellos ‘What’s love got to do with it’, su primer disco de oro como solista y nº2 durante cinco semanas en las listas Billboard.

Ese mismo año obtuvo tres premios Grammy y en 1985 logró otro hit con el tema ‘We don’t need another hero’, de la película ‘Mad Max más allá de la Cúpula del Trueno’, en la que Tina realizó un papel protagonista junto a Mel Gibson.

Un año después, harta de que en las entrevistas no pararan de preguntarle sobre su vida pasada con Ike, decidió contar toda su historia y, con la ayuda del periodista musical Kurt Loder, publicó su autobiografía ‘I, Tina’. Tina añadió un Grammy a su colección, gracias a su canción ‘One of the living’ (también perteneciente a la banda sonora de Mad Max) que le valió el premio a la mejor interpretación rock femenina’. El mismo año apareció el álbum ‘Break Every Rule’ que, como el anterior, fue disco de platino. Tras una gira mundial su imagen creció espectacularmente. Tina se tomó un tiempo de descanso y volvió a Europa, instalándose de nuevo en Londres. También viajaba con frecuencia a Alemania, donde comenzó una relación con Erwin Bach, un ejecutivo discográfico alemán.

En 1989 publicó ‘Foreign Affair’ el cual, aunque no logró igualar el éxito de los anteriores en Estados Unidos, en Europa sí se vendió bien colocando seis de sus temas en las listas británicas y alemanas. Convertida en uno de los principales iconos del rock, famosa por su enérgica voz y no menos por sus increíbles piernas, Tina dedicó la década de los 90 a hacer innumerables giras por todo el mundo. Sus nuevos álbumes eran ya discretos, y tan solo aumentaban su nómina como artista consagrada con temas como ‘(Simply) The best’ (1992), ‘I don’t wanna fight’  (1993) y ‘Golden eye’ (1995), tema del film de la serie James Bond.

En 1993 un documental de bajo presupuesto previsto sobre los primeros pasos de Tina en la música, acabó siendo un proyecto cinematográfico de la mano del director Brian Gibson basado en la autobiografía de Turner. El film, ‘What’s Love Got to Do with It’, estuvo protagonizado por Angela Bassett y Laurence Fishburne en sus papeles principales y Tina aportó generosamente toda su ayuda en el guión y en el proyecto. Ike, en cambio, rechazó cualquier participación.

En 1996, la infatigable cantante publicó ‘Wildest Dreams’ con la participación de Bono, Sheryl Crow, Sting y Antonio Banderas, entre otros. Turner, cerca de cumplir los sesenta años, parecía no parar nunca. En su décimo álbum, ‘Twenty four Seven’, publicado en el sello Virgin Records en enero de 2000, colaboró con autores y productores más jóvenes y se ganó excelentes críticas. A continuación comenzó otra gira mundial en la que visitó 49 ciudades y culminó en el Radio City Hall de Nueva York, donde anunció sus planes de retirada.

Hasta la fecha, Tina ha vendido más de 180 millones de copias y es la artista que más entradas para conciertos ha logrado vender en la historia del rock. Tina Turner ostenta un Récord Guinness por ser la única solista en llenar por completo el Estadio Maracaná de Río de Janeiro, más de 180.000 personas en una sola noche. Aunque Madonna ha cantado dos veces en este estadio, ha estado muy lejos de conseguir esta audiencia.

Ha realizado dúos con Tom Jones, Bryan Adams, Chuck Berry, David Bowie, Paul McCartney, Rod Stewart, Eros Ramazotti, Barry White, Mick Jagger y Beyoncé.

En 2008, Turner abandonó su semi-retiro para celebrar su 50 aniversario en escena con un tour de despedida, que fue uno de los shows en directo más exitosos de la temporada. Desde 1987 vive en Zürich (Suiza) con su novio alemán Erwin Bach.

Por fin en 2013, la insistencia de Erwin dio sus frutos, y se anunció oficialmente que Tina volvería a casarse, esta vez por el rito budista. El feliz enlace se celebró en la residencia suiza de la pareja. Tina es ciudadana de aquel país desde abril de 2013 y el mes de octubre firmó los papeles en la embajada americana para renunciar a la ciudadanía estadounidense. Aunque ese mismo año anunció su retiro definitivo de la música, en 2016 anunció que estaba colaborando con Phillida Lloyd y Stage Entertainment en ‘Tina’, un musical basado en la historia de su vida.

También puede ver este material en:

https://www.facebook.com/ricardo.r.gonzalez.5

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/riciber91